rss
English in Manchester
0

Un paseo por la Toscana

Salir de Florencia hacia la Toscana no es fácil. El tráfico en las ciudades italianas es horrible y, aunque Florencia no es Roma, salir de este bella ciudad no es nada cómodo. Nuestro destino, en el día de hoy, está hacia el sur, una zona llena de viñedos en la que se hace uno de los mejores caldos el mundo, el Chianti, denominación de origen de una zona excelente para producir vino gracias a sus peculiares características. Pero nuestro objetivo no es el turismo enológico sino que deseamos conocer una de las zonas mas bonitas e históricas de Italia. Tras salir de nuestro hotel pasamos por Hertz a recoger nuestro coche, un fantástico Fiat Seicento rojo, típico italiano.

El primer destino elegido es San Gimignano, pueblecito situado sobre una colina en el que sobresalen un enorme número de torres construidas en las casas. El pueblo mantiene su carácter medieval gracias al turismo y andar por sus calles invita a remontarse a épocas anteriores en las cuales los dueños y señores de las casas escondían en sus torres a sus bellas damas para evitar que fueran cortejadas por sus rivales. Las vistas desde la ciudad son enormes campos de viñas que destilan unos preciosos colores y que no te dejan indiferente. Paisajes de ensueño en un pueblo de película que se convierte en realidad al pasear por sus calles y conocer las muchas historias que allí ocurrieron.

De allí bajamos a almorzar a Poggibonsi antes de emprender camino a Siena, ciudad enormemente conocida y turística gracias al Palio, carrera de caballos alrededor de su plaza principal en la que los barrios de la ciudad luchan por ser los mejores desde hace mas de 500 años. Siena, hoy en día, tiene dos caras. La ciudad moderna no tiene mucho encanto y se ha convertido en la zona residencial de sus habitantes pero la zona histórica, la que reúne las maravillas que se esconden entre las calles de esta preciosa ciudad, es el lugar al que todo turista debe ir. La plaza del Palio no es lo mismo verla vacía o en la época del Palio, llena de gente y con los caballos corriendo, pero el ambiente de la plaza evocando grandes retos y duras disputas llena las expectativas cuando entras en ella.

Tras comer en Siena emprendemos camino hacia otra ciudad, mas famosa por el cine que por otra cosa, como es Arezzo, lugar en el que se grabó “La vita e Bella”. Aun así aquí se encuentra una de las plazas mas bonitas que se pueden ver en Italia. La plaza mayor, remodelada por Vasari, es un lugar indescriptible que te transporta a épocas gloriosas de esta zona. En esta ciudad también destaca el recuerdo a la destrucción que sufrieron durante la Segunda Guerra Mundial, recuerdos de la cual se encuentran a lo largo y ancho de sus calles en el centro. Es una ciudad preciosa, típica toscana, por la que vale la pena perderse por sus calles y disfrutar de la belleza de alguna de sus casas, ya que, a pesar de no tener grandes monumentos es una de las ciudades más bonitas de la Toscana.

Así, tras haber pasado un día por la Toscana, volvemos a Florencia a proseguir con nuestro viaje por Italia. Mañana toca coger un tren para ir a Milán y ver esta ciudad del norte que supone el centro financiero de Italia cerrando así el viaje por las tres ciudades que forman el centro político, el centro cultural y el centro económico del país transalpino.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: