rss
English in Manchester
3

Un paseo aleatorio por Wall Street… y Brooklyn

Segundo día de nuestra estancia en New York. Amanece nublado y con muchas posibilidades de lluvia. Una duchita y a desayunar que hay que aprovechar los momentos que no llueve para poder disfrutar de la visita de esta preciosa ciudad desde el bus de la GrayLine.

Nuestro primer destino del día es la zona financiera de New York. Un paseo aleatorio por Wall Street, tal y como tituló Burton G. Malkiel su libro, es lo primero que hacemos. Wall Street, el edificio de la Bolsa de New York, la zona 0, o algunos de los edificios de las empresas más importantes de este mundo hacen que sientas un algo especial cada vez que reconoces alguno de los nombres  de las empresas que aquí tienen su sede. Sabes que estás en el centro del mundo, en un lugar en el que se desarrolla la actividad ecónomica que mueve a los países y eso es especial. New York no destaca por la belleza, historia o tradición de sus edificios o de sus monumentos sino que destaca por la importancia económica que las decisiones que en ellos se toman tienen para el resto del mundo.

Tras visitar toda esta zona nos acercamos a la terminal del ferry a Staten Island. Una larga cola de turistas indica que este es el sitio desde el que partir a ver la Estatua de la Libertad. El ferry es gratuito y sale cada media hora. La gente corre en cuanto se abre la puerta para situarse en la mejor posición. Una vez más las prisas se apoderan de la gente en esta gran ciudad, unas prisas sin sentido ya que, tras llegar a la terminal de la isla, otra vez a todos a correr para volver a coger las mejores vistas. Un sinsentido ya que las vistas son las mismas cuando vas o cuando vienes dependiendo del lugar del barco que escojas. Si a la ida todo el mundo corre para coger una buena vista para fotografiar la estatua y a la vuelta todo el mundo coge sitio para fotografiar el skyline de New York ¿por qué no olvidarse de carreras, luchas por el sitio, nervios y prisas y hacerlo al revés? Así que eso es lo que hacemos. Primero disfrutamos en solitario en la popa del ferry de cómo este se aleja de New York mientras el resto de la gente corre desesperada hacia la proa mientras que a la vuelta hacemos lo mismo pero al revés disfrutando con la vista de la Estatua de la Libertad sin nadie que nos moleste. Las prisas, que malas consejeras son y cuanto abundan en esta ciudad.

Tras el paseo en barco salimos fuera y vemos que tenemos la opción de hacer la ruta en bus por Brooklyn. La lluvia, que tan solo ha dejado caer unas poquitas gotas durante el trayecto de vuelta, parece que vuelve a darnos un tregua por lo que subimos a la parte de arriba del bus y nos disponemos a iniciar la ruta que enseña la zona más turística de Brooklyn. Así, tras discurrir por la zona pegada al East River hacia el Manhattan Bridge llega el momento de descubrir la parte bonita de Brooklyn. La ruta recorre los barrios de DUMBO y Brooklyn Heights para, a través de Atlantic Ave, llegar hasta el Park Slope para dar la vuelta por la biblioteca y volver hacia el Manhattan Bridge para cruzar y llegar al punto de inicio. La ruta es para disfrutarla y empaparse de la historia, belleza y grandeza de este barrio. Y es que Brooklyn tiene mucho por ver y mucho por descubrir, tanto en su zona turística como en su zona menos recomendable.

Casi sin darnos cuenta se nos ha hecho la hora de comer y hemos quedado con Ángel y Julia para que nos dejen las llaves de su casa y nos la enseñen ya que, cuando volvamos de Washington, nos alojaremos allí. Comemos, junto al grupo de españoles con el que van por aquí, en un bar de East Village, cerca de chinatown que es donde viven. De allí nos vamos a tomar un café y… comienza a llover por lo que, viendo que no es muy recomendable ir por las calles paseando nos vamos a su casa a que nos enseñen como funciona todo y charlar un rato con ellos viendo que, nuestra idea inicial de acudir a una bbq en el New York Loft Hostel queda descartada al ver que comienza a arreciar con fuerza.

Aprovechando un momento en el que parece que deja de llover nos acercamos al McSorly’s Old Ale House, cervercería que se abrió en New York en 1854 y en la que hacen su propia cerveza. La cerveza no es que sea muy buena pero si que es algo diferente a lo habitual y el sitio, además de famoso, es un buen refugio ante la que está cayendo, así hacemos allí tiempo hasta que deja de llover y aprovechamos para volver a Brooklyn y acudir a ver si hay algo de marcha con la bbq que se organiza todos los domingos por la tarde en el patio del New York Loft Hostel. Ná de ná, que se dice así que a cenar por los alrededores del Hostel. Paseamos un poco por las calles de alrededor hasta que acabamos otra vez en el Life Café. Y es que, a pesar de que existen muchos sitios por aquí, estos no se adecuan a nuestros gustos, por no decir que hay algunos que hasta da miedo entrar de la pinta que tienen.

Tras una buena cena, vuelta al hostel que tenemos que preparar la maleta. Al día siguiente partimos hacia Washington y tenemos que movernos por esta ciudad, un lunes, en el metro hacia la Hertz en la que debemos recoger nuestro vehículo para hacer unas tres horas de camino hasta la capital de los Estados Unidos de América.

Comentarios (3)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Joako dice:

    Muy buena la recomendación del ferry. Yo también flipé al ver a toda la gente como loca por ser los primeros, incluso una mujer se fue de bocas contra el suelo. Suerte que no pasó nada.

    Enhorabuena por el blog y por el relato de EEUU.

    • Es un poco sorprendente ver lo que llega a hacer la gente por coger un buen sitio. Empujones, carreras, prisas… un poco surrealista pero es la realidad. Si se pararan a pensar se darían cuenta que pueden ir solos en el ferry sin nadie que les moleste como hicimos nosotros. Joder, pero si hasta nos costó encontrar alguien que nos pudiera hacer una foto por que estábamos solos. Suerte que apareció una pareja de suecos que iban perdidos por el ferry.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: