rss
English in Manchester
0

Stanford y Silicon Valley

Hoy me he levantado pronto, he desayunado rápidamente y me he ido a por el coche que quería recogerlo antes de las nueve. Cuando llego a Dollar me encuentro con que hay cola y todo para recoger coches. Me dan a elegir entre un Kia y un Dodge, y le pregunto cual de los dos tiene menos kilómetros, por eso de que esté más nuevo. Me dicen que espere un momento, el tío se va al garage, y cuando vuelve me dice que tiene un Focus con 700 millas, por lo que cojo ese, que está nuevo!!!

De ahí me voy directamente al hostel, recojo las maletas y pongo dirección a Sports Basement en el mismo San Francisco, a ver si me compro una tienda de campaña a buen precio. Total, que después de marear un poco por la tienda (menudo descubrimiento para los amantes de la montaña), me acerco al sitio donde están las tiendas, y fuck!, no está la que yo quería, una The North Face Rock 22BX por 145 USD, que tenía una pinta cojonuda. El dependiente me dice que no tienen todas las del catálogo, solo las que hay expuestas, de las cuales la que más me gustaba, por precio, era una de marca desconocida por 70 USD, pero eso de no conocer la marca, querer llevármela luego a España y no saber si podré comprar recambios (piquetas) en España, pues me tira para atrás. Craso error el que cometo.

Total que miro a ver si hay algo de camino a Santa Cruz para comprar una tienda de campaña y encuentro una tienda de montaña llamada REI cerca de Stanford y un Walmart cerca de Palo Alto, por lo que bien, son buenas opciones. Primero pongo rumbo a REI y, después de buscarla un rato (el GPS me decía que ya estaba pero era como un polígono industrial y no encontraba la puta tienda), entro y todo está supercaro. No encontré nada que no bajara de los 200 euros. Así que, viendo que este no era mi sitio, me voy a ver Stanford.

Standford es un sitio increíble, como si fuera un pueblo, que a parte de las instalaciones y los laboratorios y el personal docente e investigador que contraten (y que en muchas áreas son de lo mejorcito que hay en el mundo), incita a que los alumnos no tengan que salir para nada del complejo, por lo que se relacionan cerebritos con cerebritos por lo que salen proyectos del más alto nivel. Una universidad de las top five a nivel mundial. Nada parecido a lo que tenemos en España. Tras pasar un rato visitando las instalaciones de esta universidad, pongo rumbo al Apple’s Garage, lugar en el que se coció y se creó Apple.

Muy buenas recomendaciones, es un lugar que no te puedes perder, ves allí que te gustará seguro… bla, bla, bla. Suerte que, de camino hacia allí, se me ocurre parar a comer ya que, el sitio, no es más que una casa. Sí, si, una casa en un barrio en el garage de la cual se fundó Apple. Si eres fan de esa marca te llamará la atención pero a mi… Le hago la foto de rigor y me voy, más jodido que contento. Hay sitios que gusta ver por que suponen momentos importantes de la historia pero este Apple’s Garage no entrará a formar parte de las recomendaciones sobre que lugares visitar en Estados Unidos.

Con un cabreo monumental (gracias Ricardo, yo también te quiero) me voy al Walmart, toda una experiencia, pura América, lleno de gente de pocos recursos comprando todo tipo de cosas. Ahí encuentro la cream de la cream de las tiendas de campaña, y quiero comprarme alguna porque, antes de llegar a Los Angeles, quiero hacer camping por los parques que hay por Big Sur. Al final me decido por una Coleman de cuatro plazas por 60 USD. Me da un poco de miedo haberme pasado racaneando con el precio y espero que no sea muy muy cutre…

De ahí me piro hacia la sede de Google Inc., que está en 1600 Amphitheatre Parkway, en Mountain View, a unas 5 millas del Walmart. Otra visita que tampoco formará parte de mis mejores recuerdos de Estados Unidos. Unos cuantos edificios de oficinas, unas instalaciones deportivas un poco cutres, unos parques pequeñitos y poco más. Para los trabajadores tiene pinta de estar muy bien acondicionada, debe ser muy divertido trabajar aquí, pero no es un lugar para hacer turismo. Me pregunto por qué he acabado allí. Que es lo que ha hecho que esté perdiendo el tiempo en Google. Y me vuelvo a acordar de Ricardo. Gracias, tú si que eres un buen amigo.

Así que, tras el exitazo de visitas turísticas que llevo, me voy a Santa Cruz, casi una horita de camino. El hostel es espectacular, muy chulo, el mejor en el que he estado de momento. En la habitación conozco a un francés que trabajaba en la Bayer y que estaba cansando de su trabajo de ingeniero (químico, supongo) y dejo el trabajo y se piró a conocer mundo. Ha estado en casi toda Asia (de los países importantes o conocidos no se ha dejado ninguno) y ahora está en USA. Intenta decidir qué lugar le gusta más para quedarse a trabajar de lo que sea. ¿tal vez de periodista?. Quien sabe, de momento hace sus pinitos con un blog en el que cuenta su vuelta al mundo. Casi como yo, jejeje.

Me pego una ducha, que estoy reventado de tanto marear con el coche, y me voy a pasear por la playa. El paseo marítimo, muy americano, con sus atracciones, sus recreativos gigantes con la peña jugando sin parar. Voy al muelle, que parece que está animado, y entro en el Miramar Fish Grotto, un bar/restaurante que está genial, muy animado con gente local, surferos ya medio borrachos, gritando, haciéndose bromas… un sitio muy interesante y al que tendré que volver, ya que, además, se cena de puta madre!! Sin lugar a dudas la mejor comida desde que estoy aquí, un calamar a la brasa acompañado con arroz y verduras y un poquito de pan de ajo y dos cervezas. En total han sido 40 dólares, un poquito caro, pero ha valido la pena.

De ahí, directito al hostel a dormir, que a partir de las 11 cierran las puertas del hostel y ya no dejan entrar a nadie. Aprovecho para charlar un rato con el frnacés, y escribir alguna de las aventuras que nuestros lectores están siguiendo. O eso espero.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: