rss
English in Manchester
0

Senderismo en Joshua Tree

Me levanto más tarde de lo que pensaba. La cerveza de la noche anterior no me ha dejado descansar como debiera. Cada dos por tres he tenido ganas de mear y, al principio, me daba un poco de palo mear fuera de la tienda, en pleno desierto y ya está, que estoy en una zona con un ecosistema muy delicado en el que, cualquier alteración del medio, es peligrosa y ya sabeis que yo soy muy respetuoso con el medio ambiente pero, a la segunda vez que fui a mear al servicio, que digamos que no me quedaba muy cerca, decidí que le iba a echar una mano al desierto aportando un poquito de agua y sales minerales a su delicada flora. Claro que sí. Mi aportación para la manutención del ecosistema del desierto de Joshua Tree iba a ser mear la cerveza.

Cuando desayuno y me hago a la idea, me voy al Lost Horse Trail, que es un recorrido muy bonito, os lo recomiendo si os dejais caer por esta zona, en el que se puede ver desde una antigua mina de oro a una buena perspectiva de gran parte del parque. hay que reconocer que me llevo una gran sensación de felicidad de este desierto. Siempre había tenido la idea de que el desierto era arena y más arena pero, la verdad, es que este desierto y, sobre todo, sus cañones y montañas, son una cosa maravillosa que se debe visitar. Además el recorrido está perfectamente marcado y se tarda en hacer como 3 horas y media, lo que lo hace accesible a cualquier persona.

Tras mi pequeña jornada de senderismo me voy en busca de una gasolinera, que los hielos que compré en el Target son una mierda y todavía me queda pasar una noche más en Joshua Tree y otra en Mojave, y ya de paso recorro lo que me queda de parque en el coche, pero sin hacer más senderismo ni nada que por hoy ya he tenido bastante, así que salgo por la parte nordoeste del mismo, por la entrada conocida como Joshua Tree, y entro de nuevo por la Twentinine Palms. La verdad es que simplemente recorrer el parque sin bajarte del coche nada más que para hacer cuatro fotos ya es precioso.

Como ya comenté en mi post anterior, este lugar es ideal para la escalada en roca así que, por la tarde me dedico a perrear viendo como la peña hace escalada y rapela para bajar. Es bastante espectacular ver como la peña se queda colgando en posiciones inverosímiles. Unos auténticos fieras, peña privilegiada, no creo que esté al alcance de mucha gente. Menos mal que no me puse yo a enseñarles como se sube que si no…

Casi sin darme cuenta comienza a anochecer y repito el ritual de la noche anterior. Poco después de la puesta de sol preparo el fuego y me hago un poquito de beicon con queso y unas salchichas de esas típicas americanas de barbacoa. Menuda mierda de cena, no compro más salchichas típicas americanas. Donde se pongan las llongas que nos comemos en las “torràs” que hacemos en Valencia… Así que, con el estómago lleno, eso sí, que mucho criticar pero todo fue para dentro, me dedico un poco a la lectura en la tienda, para poder planificar el día siguiente. Mojave espera y hay que dormir así que buenas noches a todos y hasta mañana.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: