rss
English in Manchester
2

San Francisco: de tiendas y museos.

Por la mañana desayuno tranquilamente en el hostel (está bastante bien el desayuno) y salgo a la calle y … sorpresa, en San Francisco está lloviendo, por lo que mis planes de alquilar una bici e irme a Sausalito y Tiburón se tuercen. Me pongo el chubasquero y me piro en dirección al barrio de Mission. A mitad de camino veo el Museo de Arte Moderno de SFO, pero paso de largo, y callejeando un rato me encuentro con la zona financiera. Una serie de edificios altos llenos de oficinas en los que la gente debe trabajar, pero que, al ser fin de semana, se encuentran vacíos.  Como me estoy empezando a calar de verdad, la mejor opción es ir al SFMOMA, que aunque no me entusiasme mucho la idea por lo menos estaré a refugio de la lluvia. El museo está mejor de lo que me esperaba, ya que te dan una audio-guía y por lo menos te entretienes escuchando la historia del cuadro y el pintor. descubrí un cuadro de Miró que no se si será muy importante o no pero que me hizo ilusión ver una obra de un pintor español expuesta en ese museo.

Tras pasar toda la mañana en el museo, quién me ha visto y quién me ve, me voy a comer a un restaurante mejicano que hay justo al lado del San Francisco Downton Hostel , el Chipotle Mexican Grill, que está bastante bien. De ahí al hostel a conectarme un rato a internet y buscar alguna tienda de electrónica, que la tarde anterior no encontré ninguna y no me apetece patear en balde. Encuentro un Radio Shack, patrocinador del equipo ciclista en el que ha corrido Armstrong, cerca de la estación del BART de Powell Street y me voy para ella. Busco un GPS y no se cual coger ni si me voy a entender con el dependiente a la hora de rallarlo un rato para obtener el que más me convenga. Por suerte para mi, y para él, el dependiente es de habla hispana por lo que le dejo que me ralle un rato y… GPS Garmin NUVI 40 pa’l bolsillo por 100 usd. Luego entro en Macy’s (gran almacén tipo El Corte Inglés) y alucino un rato con el precio de la ropa.

De ahí repito la misma jugada que la noche anterior, algo del Wallgreens y cena en hostel y un rato de charla con el tipo de Singapour, el tío muy muy majo. En definitiva un día sin pena ni gloria en el que he pasado el día de compras y en un museo lo que me ha servido para descansar de cara a jornadas venideras. Y es que no todo en este viaje tiene que ser divertido aunque siempre tienes tiempo de ver algo gracioso. ¿O no os parece gracioso encontrarse este dibujo en el SFMOMA?

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: