rss
English in Manchester
1

Salardú, un bonito pueblo de la Val D’Arán

Tras un duro día de esquí en Baqueira Beret, debido a las pesimas condiciones de las pistas, ponemos rumbo hacia el Parking de Ruda a dejar nuestro material en Procenter Baqueira y bajar hasta el bonito puebo de Salardú en el cual nos esperan en el Hotel Era Cuma para darnos las habitaciones.

Al contrario que por la mañana esta vez el Procenter Baqueira está vacío por lo que no tenemos que esperar. Muy amablemente nos atienden con un profesionalidad y amabilidad nunca vista. Por suerte parece que lo de esta mañana solo ha sido pasajero, lo cual es de agradecer. Comentamos con ellos las condiciones de las pistas, dejamos nuestras botas de esquí para que las calienten durante la noche y nos bajamos al parking muy cansados poniendo rumbo a Salardú.

iglesia de SalardúSalardú es un pequeño pueblo de la Val D’Arán situado a escasos cinco kilometros de la estación de esquí de Baqueira Beret. Yo ya lo conocía de años atrás y, cuando decidí poner rumbo de nuevo a este precioso valle, no me lo pensé ni un instante. La preciosa estampa que marca su iglesia, la belleza de sus calles nevadas y la atmosfera a pueblo de montaña que se siente entre sus casas fueron motivo más que suficiente para elegir Salardú. Cierto es que el parking gratuito que tiene en la zona de detrás de la escuela y la cercanía de nuestro hotel a ese parking ayudaron también a la elección.

Así llegamos un poco antes de las cinco de la tarde al parking, buscamos sitio y encontramos un par, cosa difícil dicho sea de paso, en una esquina y con medio metro de nieve. Nuestro coche entra sin problemas pero… Bajamos al Hotel Era Cuma a registrarnos, nos dan las llaves de las habitaciones (sí, he dicho habitaciones y es que, aunque somos dos, vamos de enfadados. Cada uno en la suya) y volvemos al parking de Salardú a por las maletas donde nos espera un bonito coche encallado en la nieve y el hielo junto al nuestro. Justo el sitio en el que no habiamos querido entrar y va y se mete uno. En fin, no queda más remedio que ayudar como podemos a sacarlo. Ya que el dueño no quiere que lo arrastren con una cuerda y que está intentando hacer un agujero con un palo de montaña no nos queda más remedio que echarle una mano. Pedimos una pala y a quitar nieve de las ruedas. A base de golpes contra el hielo y de quitar el casi medio metro de nieve que hay alrededor de las ruedas conseguimos que finalmente salga. Nos da las gracias y volvemos a nuestro hotel a dormir un rato que falta nos hace.

baqueira beret desde el Era CumaPor suerte a mi me toca un pedazo de habitación con vistas a Baqueira Beret. Me gusta, cada mañana cuando me despierte y corra la cortina podré ver las pistas de esquí. Pero, de momento, lo que más me gusta es que ya se ve a todo el equipo de gente de Baqueira Beret trabajando con las máquinas para arreglar el estropicio que tenían en pistas. Esa buena labor, que acaba de comenzar, nos deparará una de las mayores sorpresas del viaje y es que, al día siguiente, daba gusto esquiar por las pistas de Baqueira. Pero ahora, con el cansancio que llevo encima, solo puedo pensar en dormir y descansar. ya habrá tiempo de pensar en Baqueira Beret y sus pistas de esquí.

calles de salardúPero estamos en Salardú, son las 7 y media de la tarde y el tiempo de siesta se ha acabado. Con las piernas pesadas por el esfuerzo y las agujetas típicas del primer día de esquí de la temporada toca ver este bonito pueblo y lo primero que hacemos es disfrutar de sus calles y casas nevadas. Andar por este lugar, con el frío que hace y con la belleza que atesora este pueblo hace que te remontes a épocas pasadas y que te inunde una sensación de paz y tranquilidad que nunca te gustaría dejar. Pasear por las calles de Salardú es una actividad rápida. Apenas son cuatro calles pero vamos con calma así que se nos hace pronto hora de cenar.

olla aranesaNuestro objetivo era Eth Bot pero está lleno así que nos pasamos al bar de al lado al Vinoteca Eth Gris, un lugar sencillo y animado en el que procedemos a degustar nuestra primera olla aranesa. Yo ya la había probado y sabía lo bien que entra cuando hace frío. Así, poco a poco, vamos comenzando a saborear los productos y comidas típicas del lugar. Tras la olla aranesa un filete de buey y un secreto de cerdo de segundo a lo que añadimos un par de cremas catalanas de postre. Todo ello acompañado de la clásica jarra de agua del grifo, que sirven aquí en todos los sitios, y de unas cuantas cervezas. No está nada mal la cena y de precio bastante bien también. Un sitio recomendable para cenar en Salardú rodeado de un ambiente jovén y animado.

Tras la cena, vuelta al hotel y a dormir que mañana toca otro día de esquí en Baqueira Beret y hay que estar descansados que lo de hoy ha sido muy duro. Pero antes de dormir… vistazo a las pistas y allí están, las luces de las maquinas moviendose por las montañas, señal inequivoca del trabajo que están realizando. Con la esperanza y los sueños de una mejor situación en las pistas me duermo hasta el día siguiente. Estoy cansado por el viaje hasta la Val D’Arán y la mala jornada de esquí en Baqueira Beret y caigo pronto. Mañana seguro que será un día mejor.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: