rss
English in Manchester
1

Recorriendo Death Valley

Apenas he descansado, hasta mitad de noche el viento arreciaba con fuerza y apenas me ha dejado dormir. Solo de pensar que se me podia volar la tienda conmigo dentro… Me he despertado varias veces, pero hacia la mitad de la noche se ha calmado bastante el viento y he podido dormir unas cuantas horas del tirón. Una bendición por que nada hacía presagiar que calmara.

Al salir de la tienda me doy cuenta que hace bastante frío. El saco de dormir es una maravilla, solo he pasado un poco de frío el primer día que dormí con el alemán, y es que, para dejarle un poco de esterilla, tenía pegados los pies a la rejilla de ventilación lateral y esa noche fue bastante fría, por lo que el saco no pudo hacer su papel. Ya venia de soportar una noche a más de 2.500 metros de altura a los pies del Monte Perdido y la verdad es que se nota que, en sacos de dormir, hay que mirar la calidad sin pensar mucho en el precio.

Desayuno y me preparo para hacer un poco de senderismo por Golden Canyon (1 milla) y Gower Gulch Loop (4 millas), dos rutas que he visto por aquí y que tienen muy buena pinta, y después subir a Dante’s View, un montaña de más de 5000 pies (unos 1.500 metros sobre el nivel del mar) desde la que las vistas del valle te dejan sin respiración. Las rutas me llevan toda la mañana ya que me las tomo con bastante calma y disfruto una barbaridad con el paisaje por el que discurren. Encajonado entre paredes recorro unos caminos espectaculares en los que me da mucha envidia no estar con la bici de montaña. La zona es preciosa y es recomendable visitarla para todo el mundo ya que no entraña ninguna dificultad técnica.

Tras finalizar mi paseo, y disfrutar de las vistas del Dante’s View, me voy a la zona de Stovepipe. A Scotty’s Castle y alrededores ya he decidido que no voy a ir, está demasiado lejos, he pasado más tiempo del debido en la Gower Gulch Loop y no quiero hacer otra noche en Death Valley, ya que, para esa noche, también preveen viento, de unas 30 mph. En la zona de Stovepipe voy a ver las Mesquite Flat Sand Dunes, que después de haber estado en las del Mojave no me llaman mucho la atención, aunque son las dunas más visitadas de Death Valley. Total, que decido empezar a hacer camino hacia Yosemite, que elGPS me dice que son sobre 400 millas y casi siete horas desde donde estoy, por lo que cuanto más camino haga esta tarde, menos me queda para la mañana siguiente. Un poco más adelante están las Darwin Falls, unas cascadas muy bonitas enclavadas dentro de un canyon bastante abrupto, pero el desvío hacia las cascadas es un camino de gravilla y no me atrevo a meterme por ahí con el coche, no vaya a ser que la líe y pinche otra vez…

Voy por el camino desde Stovepipe a Panamit Springs, en el lado oeste de Death Valley, y me voy acercando a la cadena montañosa de Panamint por un lado, los montes Amargosa por otro y las montañas Owlshead por el otro y empieza a caer un poco de agua nieve, al principio creía que era arena, un tormenta de arena, pero que poco a poco va haciéndose más intensa y acaba cuajando un poco en la cuneta de la carretera. Me quedo de cartón-piedra, ni se me había pasado por la cabeza tener que huir de Death Valley por el viento y la nieve y no por el calor. Cuando salgo de esas cadenas montañosas, el agua-nieve se convierte en lluvia fina pero persistente, por lo que prosigo mi camino hasta Bakersfield por la carretera 395 a marcha reducida, que, entre la lluvia y la gente que baja de esquiar de la parte este de Sierra Nevada, hay bastante tráfico. Una vez llego a unas 15 millas de Bakersfield y como continúa la lluvia y no puedo hacer nada de turismo, decido que sigo haciendo camino y me voy en dirección a Fresno. A Frenso llego sobre las 19 horas, y miro en el GPS a cuanto está Midpines, que es el lugar perfecto como punto de partida hacia Yosemite, el hostel de HI en ese pueblo tiene una pinta cojonuda. Total, que llegaría un poquito después de la 21 horas, sin reserva ni nada, pero como no creo que esté lleno un domingo por la noche y la recepción está abierta hasta las 23, pues para allá que me voy.

Iluso de mi… Cuando salgo de Fresno y hago unas cuantas millas por la carretera 41 empieza otra vez el agua nieve, que como a unas 45 millas (una hora más o menos) de Midpines se convierte en nevazo, por lo que paro acojonado en una gasolinera y veo que entran dos coches que venían de arriba cargaditos de nieve, que es la puntilla que me faltaba para darme la vuelta y buscarme un sitio donde dormir. Son las 20 h, es de noche y está nevando, y desde un mala experiencia que tuve yendo a Javalambre hace un par de años, me acojona mogollón conducir cuando nieva o ha nevado así que media vuelta y a buscar alojamiento, que paso de meterme en las montañas con estas condiciones.

A unas 5 millas de donde me doy la vuelta encuentro el motel Black Hawk Lodge, regentado por una asiática/americana, que por 50 usd la noche me da una habitación bastante cutre pero gigante (dos camas de matrimonio), y tiene wifi. La tía me dice que la carretera ha estado cerrada al tráfico tres horas y me pregunta si ahora la han cerrado también (da por supuesto que es imprescindible el uso de cadenas), y que me olvide de subir por lo menos en un par de días, siempre que no vuelva a nevar, a Yosemite, que no podré hacer ninguna excursión del paquetón de nieve que hay. ¡¡POWDER!! gritarían algunos…

Conecto el ordenador y en la página web del Yosemite National Park leo: “Carry tire chains in your car and be prepared to use them (even if you have four-wheel drive): chains may become mandatory at any time.” Se acabó, no puedo ir a Yosemite así que habrá que cambiar de planes. Aún así no me pienso quedar sin ver Yosemite.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: