rss
English in Manchester
2

Raquetas de nieve en Baqueira Beret

Parking de Orri a las 8 de la mañana de un frío día de enero. Tres aguerridos valientes se pretrechan con la ropa adecuada para acceder al dominio esquiable de Baqueira Beret. Allí están ellos con sus calzones largos, sus camisetas termicas, sus pantalones y chaquetas de esquí, sus mochilas, pero… ¿donde van sin esquís? ¿Que es eso que llevan en los pies? Que tontos, no se han dado cuenta que con eso no podrán bajar por las pistas de esquí de Baqueira Beret.

Pero no, estos tres aventureros no pretenden esquiar, pretenden disfrutar de una jornada de libertad en la montaña y aislarse del mundo en medio de los bosques y lagos helados que existen en esta zona de los pirineos. Calzados con sus raquetas de nieve comienzan el recorrido hacia uno de los lugares más bonitos que hay por los alrededores de la estación de esquí de Baqueira Beret. Nuestro destino es el lago de Baciver situado a unos 6,5 km del chiringuito que hay montado junto al parking de Orri.

ruta baciver

Esta rutas, que en verano tiene el camino muy bien marcado, sube por el valle del rio Malo, encargado de llevar el agua de estas montañas hacia el Garona. A la derecha del río siempre, se va subiendo poco a poco mientras divisas a los esquiadores que comienzan a deslizarse por la Luis Arias o por los conocidos recorridos fuerapistas que hay por esta ladera de la montaña. El mágico y famoso Escornacabres se divisa majestuoso mientras unos pocos valientes intentan descenderlo.

Para mi es la primera vez que hago una excursión con raquetas de nieve y me encuentro un poco raro. La sensación de andar sobre la nieve sin hundirme en ella, el ruido tan característico de la nieve la pisarla, las cuchillas clavandose cuando la pendiente comienza a ponerse seria… sensaciones preciosas que hacen que, casi sin darme cuenta, me encuentre en medio de un pequeño bosquecillo camino del Estanh de Baciver.

raquetas de nieve Baqueira Beret

La subida está siendo divertida. Somos unos cuantos los que estamos haciendo esta ruta. Unos con raquetas de nieve y otros con esquis de montaña pero todos camino del mismo sitio lo que hace que siempre puedas seguir la huella de alguien y no tengas, en ningún momento, esa duda de si será correcto o no el camino que sigues. Árboles, piedras y mucha nieve acompañan nuestra subida hasta alcanzar los 2150 metros de altura sobre los que se encuentra el Estanh de Baciver. El calentón ha sido considerable y es que, andar sobre la nieve con raquetas, no es lo mismo que pasear por la montaña. La altura y la pendiente hace que vaya ahogado pero contento por disfrutar de una ruta maravillosa.

lago baciver

Tras unas dos horas de caminata un precioso circo de piedra y altas montañas se abre ante nosotros. Allí, en medio de un paisaje blanco, completamente nevado, y aburmadoramente bello, un lago helado nos indica que hemos llegado a nuestro destino. Frente a nosotros las cumbres de más de 2500 metros  nos envían los sonidos del viento sobre sus cimas. Comienza a levantarse algo de aire, el frío se intensifica y es que, las nubes que traen la nieve a estas montañas, están llegando. Así que paramos a almorzar, paseamos un poco por la zona y, tras estar una hora y ver como comenzaba a arreciar el viento, nos vamos para abajo volviendo por el mismo camino que hemos traido.

el descanso del guerreroLa bajada es muy sencilla, es lo bueno que tiene la nieve, no hay camino sino muchas huellas y, cualquiera, es buena para llegar a un parking que se ve durante todo el camino de regreso. Sobre terrenos nevados se anda en linea recta ya que no hay piedras que molesten o rios que haya que bordear lo que favorece una bajada sencilla y rápida. Cierto es que te cansas mucho más andando sobre nieve pero es mucho más cómodo para las rodillas. Además, curiosamente, aquí no hace ni viento ni tanto frío lo que hace más cómoda, si cabe, la bajada . Es más, una vez abajo incluso aprovechamos los rayos del sol en la terraza de Orri, lugar al que bajamos a comer tras unas cuatro horas y algo de paseo con las raquetas de nieve por la zona.

Ha sido la primera vez que nos ponemos unas raquetas de nieve y la sensación de andar con ellas es maravillosa. Estar sobre un pegote de nieve polvo, andando sin hundirnos y disfrutando de la compañía de otras personas que han decidido ascender con esquis de montaña o con raquetas hacen de esta ascensión una experiencia realmente recomendable para todos aquellos que no vean la montaña solo como un lugar al que acudir a esquiar. Si vas a Baqueira Beret y no quieres esquiar no dudes en alquilar unas raquetas y hacer esta ruta. No te arrepentirás.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: