Mi Diario de Viajes : Mi Diario de Viajes
rss

Warning: Use of undefined constant yes - assumed 'yes' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/30/d370686586/htdocs/wp-content/themes/wp-prolific-premium/wp-prolific-prem/index.php on line 14

Warning: Use of undefined constant yes - assumed 'yes' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/30/d370686586/htdocs/wp-content/themes/wp-prolific-premium/wp-prolific-prem/banner468.php on line 1
3

Islas Canarias, un lugar donde tu vida volverá a brillar

«Bienvenido al lugar donde tu vida y la de los tuyos volverá a brillar» Con este frase tan positiva y tan llena de buena sintonia desde Turismo de Canarias nos invitan a visitar las Islas Canarias y para ello nada mejor que regalar 7 magnificos viajes, uno a cada una de las islas del archipiélago.

Para poder optar al premio tan solo tienes que seleccionar tu destino, cosa nada fácil, ya que, cada una de las siete islas, ofrece tantas maravillas que es difícil seleccionar tan solo una de ellas. Así que no importa si viajas solo, si lo haces con tu pareja o con toda tu familia ya que, en las Islas Canarias, encontrarás un hueco en el que disfrutar de un clima estupendo durante todo el año a la vez que compartes momentos con una gente maravillosa.

El Hierro, la Palma, la Gomera, Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote son los siete nombres de estas siete maravillas de la naturaleza que están esperando tu visita. En ellas podrás disfrutar de maravillosas playas de arenas finas o lava sobre las que descansar, de increibles lugares por descubrir en los que disfrutar de las más variadas actividades al aire libre o de la posibilidad de descubrir las preciosas vistas que ofrece la montaña más alta de España, el Teide.


Si lo que quieres es participar en este concurso y optar a conseguir alguno de los siete viajes extraordinarios a las Islas Canarias que te ofrecen desde Turismo de Canarias tan solo debes acceder a www.vuelveabrillar.com, seleccionar cual será tu destino en función de tus intereses y tus gustos y rellenar tus datos personales. Una vez llevado a cabo el proceso tan solo te quedará esperar a ser uno de los afortunados en conseguir alguno de los siete viajes que sortean.

Disfruta de un dia de buceo en El Hierro, un paseo por la Caldera de Taburiente en La Palma, una excursión al Parque Nacional de Garajonay, diviértete en el parque acuatico de Siam Park en Tenerife, un paseo en submarino en Gran Canaria, conduce un buggy a vela en Fuerteventura o visita los volcanes de Lanzarote. Todo esto y mucho más es lo que te espera si eres uno de los afortunados que decide viajar a las Islas Canarias.

No se lo que harás tú pero yo ya he elegido mi destino y estoy a la espera de ser uno de los afortunados que disfruten de un viaje de siete días a las Islas Canarias.

1

Una tarde-noche por el barrio del Born en Barcelona

Comienza nuestra visita a Barcelona. Ya hemos dejado las maletas en el Melon District Marina y nos dirigimos a conocer la ciudad. Por supuesto, lo primero que necesitamos es una mapa el cual nos lo proporcionan en la recepción del hotel. La idea inicial es ver la parte vieja de Barcelona así que, tras consultar el mapa, comprobamos que estamos a poco más de 10 minutos del barrio del Born hacia el que nos dirigimos.

Para llegar hasta él no vamos por el camino más corto sino que descendemos por la diagonal camino del Parque de la Ciudadela, un precioso lugar que, a estas horas que el sol comienza a ponerse y ya no aprieta mucho está lleno de gente paseando, haciendo deporte o, simplemente, pasando el rato entre sus rincones. Pese a que la parte más interesante es aquella en la que se encuentra su cascada y el lago nosotros accedemos por el paseo junto al Castillo de tres dragones, paseo que seguimos hasta darnos de bruces con el zoo de Barcelona. Desde aquí giramos hacia la Estación de Francia desde la que accedemos al Barrio del Born.

santa maria del mar

Por desgracia el Mercado del Born, y sus alrededores, están aún de obras por lo que no podemos disfrutar de las maravillosas ruinas de la Barcelona de 1714 que guarda este precioso lugar que, una vez abierto, se convertirá en una de las visitas necesarias para cualquiera que vaya a Barcelona. Pero no pasa nada, desde aquí ya se ve una de las maravillas que guarada Barcelona. La catedral de Santa María del Mar se muestra al otro lado del Passeig del Born. Es su imagen más sencilla, más fría, la puerta de acceso a un mundo oculto y maravilloso que sorprende al que entra por este lado. Una imagen de iglesia pequeña y sencilla que contrasta con la enorme grandeza y belleza de su interior. Puede que no sea la más grande, quizá no sea la más hermosa pero hay que reconocer que esta iglesia tiene algo especial que atrapa a quién se adentra en su interior.

Una de las actividades más interesantes que se pueden llevar a cabo en Barcelona es intentar saber donde estás cuando te metes en el barrio Gótico y eso es lo que hicimos tras salir de Santa María del Mar. Tras cruzar la Via Laietana dedicamos un buen rato del final de la tarde a pasear sin rumbo fijo, para lo cual no tuvo nada que ver el hecho de que nos perdieramos, por el Barrio Gótico disfrutando de sus callejuelas y encontrando lugares maravillosos y escondidos que nos llamaron mucho la atención descubriendo una zona increible en medio de la ciudad de Barcelona. El Barrio Gótico es una delicia de noche. La Catedral de Barcelona, el Ayuntamiento o el Palacio de la Generalitat son algunos de los edificios más importantes que se pueden encontrar por aquí. Pero no son los que nos interesan, al menos, a nosotros.

barrio gotico de barcelona

Así, mientras recorriamos las calles del Barrio Gótico admirando las gárgolas de las casas, los palacios que existen por allí o las estrechas y retorcidas calles que forman este barrio llegamos a una plaza muy extraña. De repente la sensación de agobio que trasmiten estas calles desaparece al llegar a una plaza. Una sencilla plaza, con una fuente en medio, a la que se accede por un arco y en la que la tranquilidad existente contrasta con el bullicio que se espera de una gran ciudad. De repente parece que hayamos atravesado una puerta del tiempo y hayamos llegado a otra época. Allí, apenas cuatro personas, se relajan disfrutando del momento en la terraza del bar situado frente a la iglesia. Probablemente, si habeis estado en Barcelona, hayais estado en esta plaza en algún momento. Si aún no lo habeis hecho no teneis más que preguntar por la Plaza de San Felipe Neri. Una vez allí disfrutadla con calma y dejaos llevar por la tranquilidad que transmite. Vale mucho la pena.

plaza de san felipe neri

Ya comenzamos a tener hambre y llega el momento de buscar un sitio para cenar. No tenemos muy claro si entrar a un restaurante o disfrutar de unas tapitas recorriendo esta zona de Barcelona. Tanto el Barrio Gótico como el Barrio del Born son dos lugares para tapear y disfrutar del ambiente que se vive en la calle así que comenzamos la busqueda de aquellos lugares en los que pasar a tomar unas tapitas. El problema es que, abrumados por la belleza de estas calles y al encontrarnos varios sitios completamente llenos, nos plantamos de nuevo en Santa María del Mar sin haber probado bocado por lo que decidimos desechar la idea de las tapas y decidimos entrar a cenar en un solo lugar. El Set de Born es nuestro sitio, y menudo sitio.

embutidos catalanes

Hay veces en las que, sin saber muy bien por qué, acabas entrando en un bar por qué ya estás cansado de buscar sitios y de dar vueltas. En 9 de cada 10 veces fallarás al hacer esto pero esta vez era la que hacia que la norma se rompiera. El Set de Born es un sitio curioso de Barcelona mezcla de charcutería y bar. Aquí cenamos de maravilla disfrutando de las delicias que nos ofrecen. Chorizo picante del Bierzo, Patatas al horno con «all i oli», Longaniza de Pagés y un «Assortiment de embotits catalans» todo ello acompañado de «pà amb tumaca». Una grandísima cena en un sitio muy coqueto que merece la pena buscar. Además se encuentra muy cerca de la zona de pubs y bares del Barrio del Born, nuestro siguiente destino.

Cuando llegas a un lugar nunca te apetece salir hasta muy tarde el primer día. Llevabamos en Barcelona desde las 6 de la tarde dando vueltas buscando el hotel, paseando por el centro, buscando un sitio para cenar, así que ya estabamos un poco cansados pero claro, cuando te plantas en el Barrio del Born, las cosas nunca son como esperas y eso nos pasó. Tras dejar el Set de Born nos fuimos a tomar una cerveza en una terraza. El Barroc fue el elegido. Allí sentados, disfrutando de una Moritz, veíamos ingentes cantidades de gente que se dirigía hacia el Passeig del Born y hacia allí nos fuimos al acabarnos nuestra Moritz. Allí una gran cantidad de gente se arremolinaba en la plaza llenándola de vida y de alegría así que no pudimos irnos al Melon District sin disfrutar del ambiente que se vivía por allí.

moritz en el barrio del born

Tras dar unas cuantas vueltas, pasear por unas cuantas calles y tratar de entrar en algun que otro garito al final nos decidimos por el Borneo, un pub muy interesante en la calle Rec, en el que se nos hizo demasiado tarde gracias a una agradable pareja de noruegos que conocimos y con los cuales pasamos un rato muy agradable hablando y compartiendo unas cervezas de modo que, lo que pretendía ser una noche tranquila se convirtió en una llegada al hotel a eso de las 3:30 de la madrugada.

Pero valió la pena. El descubrimiento del Barrio del Born fue una de las mejores cosas que nos pasó en Barcelona. Un lugar maravilloso, con un ambiente espectacular y que recomiendo a cualquiera que viaje hasta esta ciudad. Piérdete por sus calles, recorre sus rincones, disfruta con sus bares y no te olvides disfrutar del ambiente nocturno que rodea este barrio. Nosotros no tuvimos más remedio que repetir al día siguiente.

0

Un viaje en tren hasta Barcelona

Escasos minutos para las tres de la tarde del viernes y aquí estamos, sentados en uno de los bancos futuristas de la estación Joaquín Sorolla de Valencia, esperando a que llegue la hora de acceder hasta el tren, que nos llevará a Barcelona, a disfrutar de un agradable fin de semana gracias al Melon District Marina. Aquí, sentados mientras esperamos nuestra hora, nos damos cuenta de la frialdad que reina en esta estación. Todo muy moderno, todo muy reciente y todo reluciente pero el ambiente de estación de tren añeja, de las de toda la vida, ha desaparecido por completo.

La Estación del Norte de Valencia siempre ha sido uno de los lugares favoritos en mi ciudad lo que hace que me sienta extraño cada vez que llego a esta nueva estación a coger el tren. Ese tren que tantos y tantos sitios me ha permitido descubrir y en el que tantas horas he pasado ahora es un medio de transporte sin alma, sin vida, varado en esta estación a escasos metros de la que debería ser su zona de descanso. Bajo la cúpula de uralita de la Estación del Norte está su lugar, allí donde sus compañeros de cercanías esperan a los trabajadores y estudiantes que deciden abandonar Valencia el fin de semana para volver a sus casas.

estacion de tren joaquin sorolla valencia

Pero el tren ya no es lo mismo. El misticismo que rodeaba cualquier viaje ha quedado para el recuerdo. Esos largos trayectos disfrutando del paisaje con calma camino de Madrid se convierten ahora en rápidos y veloces viajes acordes a la forma de vida que llevamos en la actualidad. Las prisas se adueñan de todo y el tren no iba a dejar de ser una presa más. Pero, por suerte, aún quedan restos de esa época de trenes lentos y ruidosos y un ejemplo muy claro es el que discurre entre Valencia y Barcelona. Tres horas de recorrido para 350 kilómetros, junto al mar, atravesando ciudades como Castellón o Tarragona y pasando junto a muchísimos pueblos en los que nunca parará hacen de esta linea un reducto en el que poder disfrutar de la reminiscencia de una época pasada.

Son las tres y cinco minutos y ya estamos acomodados en nuestros asientos. El viaje en tren a Barcelona comienza y hacia allí se encamina nuestro Euromed. Rodear la ciudad de Valencia, pasar por nuestro barrio, el Cabanyal, en el que tantos y tantos años hemos pasado jugando junto a las vías ahora enterradas mediante un túnel. Recuerdos de épocas pasadas que luchan contra el sueño de estas horas y que intercambian momentos durante el viaje. Cabezadas que van y vienen hasta la zona de Tarragona en la que, las ganas por disfrutar del viaje pueden con el sueño. Desde aquí, y tras unas dos horas de viaje, no queda más que admirar el mediterráneo.

euromed

La vía va paralela al mar hasta el punto de llegar a estar junto a la playa en muchos momentos. Si hasta ahora hemos recorrido los campos de naranjos y huertas de la zona norte de Valencia y de Castellón al acercarnos a Tarragona comenzamos a circular junto a la orilla del mar. Por la zona de la Costa Daurada al principio, por las pequeñas calas del norte de Tarragona después para adentrarnos, finalmente, entre los pueblos de los alrededores de Barcelona, lugar en el que el tren disminuye enormemente su velocidad hasta el punto de tener que parar a dejar pasar a otros que vienen de frente. Como en los viejos tiempos de vía única, como en aquellas épocas de viajes míticos en tren por la geografía española.

Han pasado tres horas desde que salimos de Valencia y ya estamos entrando en Barcelona. La estación de Sants nos espera. Comienza nuestra aventura de fin de semana por Barcelona. Una vez bajamos del tren tan solo debemos seguir a la marea de viajeros que buscan la salida. Estamos en Barcelona, sí, pero aún nos queda un pequeño trayecto en metro hasta la parada de Marina. No son más de 20 minutos en el hermano pequeño del tren, unas cuantas paradas, un paseo por las calles de Barcelona, cruzando la Diagonal, y ya estamos ante nuestro hotel.

estacion de barcelona sants

El chek-in en el Melon District Marina es rápido, nos están esperando, y eso se agradece. Una breve explicación de las instalaciones, horarios y demás cosas a saber del hotel, una breve charla con las personas allí presentes y un regalito de una camiseta de la residencia que hace ilusión. Así que, admirando la tecnología que utilizan como medidas de seguridad, accedemos a la habitación, colocamos los trastos en su sitio y nos vamos para abajo, a por un mapa de la ciudad, y a disfrutar de una cerveza fresquita que venimos secos. Estamos en Barcelona, solo estaremos dos días y queremos aprovechar el tiempo así que no hay tiempo que perder. Comienza nuestro primer día en Barcelona.

1

Las Tablas de Daimiel, el parque nacional ha vuelto.

Ya son muchos los años que llevaba sin visitar el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel. La última vez que deambulaba por este paraje lo hacía casi con lágrimas en los ojos. Era allá por 2007 cuando una gran sequía provocaba unas imágenes inusuales de este maravilloso paraje situado a tan solo unos 15 kilometros de Fuente el Fresno, pueblo de origen de mi familia paterna. En aquella época la sobreexplotación de los acuiferos lindantes junto a la sequía que se comenzaba a sufrir por esas tierras estaba provocando un cambio muy importante en la fisionomía de este precioso Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, lugar de paso de muchas aves en su camino de migración. Posteriormente vino el terrible incendio subterraneo del 2009 que terminó por destruir un paraje maravilloso en pleno corazón de Castilla la Mancha.

Pero mira tu por donde la naturaleza siempre se muestra más poderosa que el hombre y, cuando ya se daba por perdido y muy pocos confiaban en volver a ver este pulmón verde de Ciudad Real otra vez con la belleza que un día alcanzó va y llega una temporada de lluvias que devuelven el agua a sus lagunas volviendo a resurgir el verde de sus plantas junto al graznido de sus aves así que no quedaba otra que volver a disfrutar de imágenes preciosas que solo guardábamos en el recuerdo.

parque nacional tablas de daimiel

Quizá la mejor opción para visitar el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel sea por la tarde. Poder disfrutar de un atardecer en este lugar es algo que queda en el recuerdo así que, tras comer y haber dormido una buena siesta, comenzamos nuestra ruta hasta este precioso lugar de Ciudad Real. Poco más de media hora nos separa del centro de visitantes, lugar donde dejamos el coche aparcado y comienza nuestra visita a través de las pasarelas que permiten salvar el agua que inunda, sorprendentemente, este Parque Natural de las Tablas de Daimiel.

De las rutas marcadas que hay escogemos la más conocida, el itinerario de la Isla del Pan, ya que es el que más se adentra en las lagunas, al tiempo que supera más pasarelas de madera, lo que le da un aire aventurero a nuestra ruta. El paseo es tranquilo, apenas algo más de 2 kilómetros, y sirve para disfrutar de unas vistas impresionantes de las maravillas que esconde este Parque Natural de las Tablas de Daimiel. Los patos, las garzas o las fochas comunes abundan en estas fechas aprovechando el agua que inunda esta zona en estas fechas gracias a las lluvias de los últimos días y de las últimas fechas. Y es que, según dicen los oriundos de Fuente el Fresno, este año ha llovido por esta zona como hacía muchos años que no lo hacía y, eso, se nota en este lugar.

las tablas de daimiel

Poco a poco, hay que tomárselo con calma para disfrutar de los paisajes, vamos avanzando entre pasarelas de madera, fotos y recuerdos de épocas en las que no había casi nada de agua. Por suerte eso parece que acaba, al igual que comienza a hacerlo el día, dejándonos imágenes increíbles del atardecer gracias al juego de los últimos rayos del sol que juegan con las nubes que, en poco tiempo, volverán a dejar lluvia en esta zona para continuar con una regeneración natural que demuestra al hombre quién manda en este mundo.

Toca volver pero, antes de regresar al coche, una nutria juguetona se acerca a vernos dejándonos unas imágenes inolvidables al tiempo que el día llega a su fin. Toca volver al pueblo y dejar esta preciosa y espectacular zona de Ciudad Real como nunca antes la habiamos visto. Las Tablas de Daimiel vuelven a estar vivas, a recuperar la alegría que nunca deberían haber perdido por lo que te recomiento que, antes de que el hombre vuelva a hacer de las suyas, te desplaces a visitar uno de los lugares más bonitos que puedes encontrar en Ciudad Real. Allí, el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, te esperan con la belleza de la naturaleza en estado puro.

¿Te vas a perder esta oportunidad? Yo no he sido capaz de dejarla pasar y me alegro. Imágenes como estas no se ven todos los días.

tablas de daimiel

6

Melon District, un concepto diferente de hotel en Barcelona

¿Es un hotel? ¿Es una residencia? No, es Melon District, un concepto que coge lo mejor de los hoteles para viajeros y de las residencias para estudiantes y acaba creando un concepto de alojamiento en Barcelona que sirve para ambos. Y es que, tanto si vas para una estancia larga, como si solo estas de visita por Barcelona, el Melon District cubre todas tus necesidades. Y aquí, en el Melon District Marina, hemos estado alojados durante nuestra visita a Barcelona gracias a Blog on Brands.

melon district marina

Aspectos positivos del Melon District Marina

El Melon District Marina me llamó especialmente la atención por la modernidad de sus instalaciones. No hay ni una sola cerradura, todo funciona a través de la tarjeta magnética que te entregan en recepción a tu llegada. La entrada se hace mediante unos tornos al estilo del metro y, cuando quieres acceder a tu piso a través del ascensor, debes marcar el número del piso al que vas siéndote asignado un ascensor en ese instante. Me parece una idea muy buena ya que así se optimiza el rendiemiento de los ascensores sin perjudicar el servicio que ofrecen a los usuarios.

Pese a que nosotros no utilizamos la cocina común, me pareció muy completa, destacando el reparto por compartimentos del frigorífico. Un compartimento para cada habitación de modo que te aseguras que nadie va a coger nada tuyo «por equivocación». Además cabe señalar que debe ser una gozada estar preparando la cena con las vistas impresionantes de Barcelona que se tienen desde los amplios ventanales de la zona común de cada piso.

entrada melon district marina

La habitación es algo que debo destacar. Me sorprendió por que, por fin, encuentro una cama dura en un hotel, algo realmente complicado. Parecía una tabla de madera lo cual me encanta. Además, hay que destacar que la habitación está pensada para eliminar todas esas cosas innecesarias que, a veces, te encuentras en los hoteles y encarecen el precio. Aquí vienes a dormir por lo que no necesitas mucho más que lo que te ofrecen. Dos enchufes, una clavija para conectarte a internet, un buen armario y un baño correcto en el que nada falla. Si quieres que la habitación tenga infinidad de cosas que nunca vas a usar, pero las cuales utilizas para excusar al hotel por el precio que te han cobrado por la habitación, este no es tu sitio.

Y, al menos para mi, el aspecto más positivo del Melon District Marina es su situación. No está en pleno centro de Barcelona pero se encuentra a poco más de cinco minutos andando del Barrio de Born, un lugar maravilloso de Barcelona en el cual hemos hecho vida en estos días. Su cercanía a la playa, al centro y los grandes parques que tiene en sus alrededores hacen, de su posición, una de sus bazas fuertes a la hora de elegirlo para una estancia en un hotel de Barcelona.

nevera melon district marina

Aspectos mejorables del Melon District Marina

Pese a que, en lineas generales, la satisfacción ha sido muy buena hay diferentes cosillas que se deben mejorar para, desde mi punto de vista, un mejor funcionamiento del hotel. Quizá el aspecto más destacado sea el servicio del bar. Solo intentamos bajar a desayunar un día pero, al ver como en 5 minutos tan solo avanzó la cola 1 metro, decidimos que, ante la perspectiva de tener que estar cerca de media hora solo para acceder al desayuno, sería mejor idea ir a otro lugar a desayunar.

Está claro que llovió, y mucho, durante algunos instantes de nuestra estancia en Barcelona pero el estado de la terraza y de la piscina dejaba bastante que desear. No hacía tiempo de bañarse pero considero que si ofreces la posibilidad de utilizar una piscina debes intentar mantenerla limpia. Si llegas a la piscina y la encuentras llena de colillas y paquetes de tabaco se te quitan las ganas de pegarte un remojón, aunque esto creo que es más por culpa de los usuarios de las instalaciones que por parte del hotel.

piscina melon district marina

Pero el aspecto al que creo que más deben prestar atención es al WiFi. No funciona correctamente, ni en las habitaciones ni en la sala común, lo que es un incordio para los viajeros que lleguen de fuera de España y no dispongan de conexión a internet en sus dispositivos móvil. Yo lo probé una sola vez y lo desconecté aburrido por la lentitud de la conexión. Es cierto que en la recepción del Melon District Marina nos ofrecieron un cable para nuestro portatil pero hay que tener en cuenta que, últimamente, cada vez más, la gente que viaja se conecta a través de dispositivos móviles por lo que, ofrecer una buena conexión a internet, es fundamental.

salon tv melon district marina

Así pués, el Melon District Marina es un hotel en Barcelona que ofrece muchas cosas buenas, y unas pocas fácilmente mejorables, lo que lo convierte en un lugar muy interesante para alojarse en él al que, sin lugar a dudas, volveremos en cuanto podamos hacer otra escapada a Barcelona.

2

Roma vista desde un autobús turístico

Un nuevo día llega a la ciudad eterna. El sol remonta las 7 colinas sobre las que se fundó Roma y penetra por las ventanas de nuestra habitación haciendo que llegue el momento de salir a la calle. Tras nuestra visita a La Sapienza del día anterior hoy nos toca recorrer el resto de Roma y, para ello, nada mejor que hacerlo gracias al autobús turístico que recorre la ciudad.

autobus turistico roma

Tras llegar a Termini y descubrir que, aquí en Roma, hay como unos diez autobuses turísiticos distintos escogemos el de la compañía Trambus Open que tiene disponible un billete de 48 horas para recorrer Roma en su autobús turístico por lo que decidimos pasar el día recorriendo la ruta que realiza con tranquilidad aunque lo cogemos a las 9 de la mañana, desde la estación de tren de Termini, y no volveremos aquí hasta bien llegada la tarde. Así, tras rodear la Piazza della Republica enfilamos la Via Nazionale camino de nuestro primer destino, la Roma antigua, la Roma histórica, la que está llena de recuerdos del esplendoroso pasado de esta gran ciudad que, una vez, llegó a ser la capital del mundo conocido. De modo que, tras un pequeño rodeo para pasar por la Piazza del Quirinale y ver la residencia oficial del Primer Ministro de Italia, llegamos hasta la Piazza Venezzia y el monumento a Vittorio Emmanuele II, conocido como Il Vittoriano, el cual destaca por albergar un museo militar en el cual se puede encontrar la tumba del soldado desconocido.

il vittoriano

A un lado el Foro Trajano. Al otro el Foro Romano. Al fondo un magestuoso Coliseo que domina todo el conjunto y que se rodea con el autobús turístico para, junto al Palatino, llegar hasta el Circo Massimo desde el cual la ruta vuelve hasta al Piazza Venezia pasando junto a la Boca della Veritá o al Teatro Marcello. Esta zona es tan grande y tan bonita y tiene tantas cosas que ver que es preciso pasar una mañana visitando la Roma Clásica y es lo que hacemos. Gracias a que con el ticket puedes subir y bajar cuando quieras hacemos nuestra primera parada en esta zona tras la cual volvemos a coger el autobús turístico camino a la Piazza Navonna antes de cruzar el Tiber camino de la Plaza de San Pedro y del Vaticano.

Il colosseo

El Vaticano se merece un aparte en cualquier visita a Roma, igual que hay que hacer con la parte de las ruinas romanas, así que decidimos, tras haber pasado toda la mañana recorriendo los restos de lo que en su día fue la capital del Imperio Romano, comer tranquilamente en Il Papalino, un restaurante situado en Borgo Pio 172, un lugar precioso, clásico y bien situado en el que se come de maravilla y tiene buena relación calidad-precio, antes de dejar el Vaticano para otro día, para seguir nuestro ruta en el autobús turístico. Dos recomendaciones: el pescado es excelente y la trippa alla romana está especialmente buena. Este es uno de esos locales en los que no se cumple la leyenda urbana del mantel en Italia ya que, pese a ser de tela, no es un lugar caro.

Desde aquí el autobús turístico comienza el camino de regreso hacia Termini. Primero pasa por Castel San Angelo, la Piazza Cavour y el Palazzo di Giustizia antes de volver a cruzar el Tiber para regresar a la otra orilla de Roma cruzando por el Ponte Cavour, pasando junto a un moderno museo en el que poder ver el Ara Pacis, antes de emprender camino por la orilla del río camino a la Piazza del Popolo para volver a bajar camino del Mausoleo di Augusto y seguir hasta los alrededores de la famosa Piazza Navonna Esta atardeciendo y queremos ver la plaza así que bajamos y recorremos las fuentes que adornan este espacio al tiempo que el sol se va escondiendo y las luces comienzan a jugar con los monumentos.

piazza navona

Desde aquí solo quedan unos minutos hasta alcanzar de nuevo la estación de tren de Termini en la que acaba el recorrido de este autobús turístico de Roma que te permite hacerte una idea general sobre lo que puedes encontrar en esta maravillosa ciudad que, poco a poco, os iremos desgranando en nuestro blog. Ahora, de momento, toca regresar al hotel para preparanos para la noche, que tenemos que visitar la Fontana di Trevi y disfrutar de la buena comida italiana, y del ambiente, que se vive por los alrededores del Trastevere cuando cae la noche.

6

Pubs de Liverpool, los 10 que debes visitar

Liverpool es mucho más que los Beatles, el Titanic, sus dos catedrales y el Albert Dock. Liverpool es una ciudad cultural como demuestra su gran cantidad de museos. Pero más allá del Liverpool de las guías de viaje se esconde una ciudad paralela llena de cerveza, charlas con los amigos y diversión que gira en torno a un lugar: el pub. Si la tradición de los pubs es enorme en todo el Reino Unido aquí cobra especial relevancia. Casi en cada rincón encuentras un lugar que descubrir, lugares con diferentes ambientes, más antiguos o más modernos y con más o menos historia. Todos ellos son importantes y merecen la pena ser visitados por ello te recomiendo que, en tu viaje, reserves un hueco para descubrir alguno de estos 10 pubs de Liverpool que a continuación te presento. no hace falta que los visites todos el mismo día pero sí que te pueden servir de vía de escape en determinados momentos. Aquí tienes una lista de algunos de los mejores pubs de Liverpool.

The William Gladstone (18–20 North John Street): dentro de este listado de los pubs de Liverpool este se podría considerar como uno de los más completos ya que sirve para tomar algo tranquilamente durante el día o para cenar tranquilamente. Su cuidada decoración y su excelente piso superior lo convierten en uno de los mejores pubs de Liverpool.

Ye Hole In Ye Wall (4 Hackins Hey): Desde 1726 este local sirve cervezas a quien lo visita lo que lo convierte en el pub más antiguo de Liverpool. Un lugar pequeño con sofás que deben ser de aquella época y que fabrica su propia cerveza en el piso de arriba no debe faltar en tu visita a los mejores pubs de Liverpool. Un pub con una larga tradición al que las mujeres no pudieron acceder hasta finales de 1977. No es fácil de encontrar pero vale la pena acercarse a él a sentir la tradición más autentica de un pub inglés.

ye hole in ye wall

Alma de Cuba (St Peter’s Church, Seel St.): Si buscas un tradicional pub inglés pequeño, oscuro y lleno de gente bebiendo cerveza este no es tu lugar pero si lo que buscas es algo diferente a la hora de disfrutar de un ambiente diferente este es tu sitio. Situado en una antigua iglesia de más de 300 años este restaurante-pub debes visitarlo ya que no te dejará indiferente.

The Fly in the Loaf (13 Hardman Street): Este tradicional pub de Liverpool resume la esencia de esta ciudad a través de las más de 60 cervezas diferentes que ofrece a sus visitantes. Situado en una zona muy animada cada noche este pequeño edificio de dos plantas guarda uno de los mejores ambientes de la ciudad. Su sobriedad y sencillez en la decoración te transportan a tiempos pasado.

O’Neills (68 Hanover Street): Situado en el cruce entre Hanover Street y Wood Street se encuentra el pub de esta tradicional cadena irlandesa, un lugar enorme lleno de gente cada fin de semana en el que disfrutar de una buena pinta de Guinnes como solo los irlandeses saben tirar. Tanto para cenar como para tomar unas pintas con los amigos destaca también por ofrecer múscia en directo todas las noches pudiendo disfrutar de un agradable espectáculo.

flanagan's apple @ cavern quarter

Revolution (18-22 Wood Street): Si te gusta el vodka este es tu pub de Liverpool. Ambientado al más puro estilo soviético este pub deja un poco de lado la cerveza para ofrecer infinidad de variantes para degustar el vodka. Hay varios por la ciudad pero el de Wood Street es, probablemente, el mejor de todos.

The White Star (2-4 Rainford Gardens): Otro de los tradicionales pubs de Liverpool es este que utiliza el mismo nombre que la compañía que creó el Titanic. Abierto en  1880 sigue manteniendo ese aura de pub histórico y es uno de los que fabrica su propia cerveza allí mismo. Está situado en un pequeño callejón lo que permite disfrutar de las pintas en la calle. Recomendable.

Walkabout (Concert Square): Mítica cadena de pubs australianos muy habituales en cualquier ciudad inglesa el Walkabout es una cita ineludible a pesar de su escaso interés como pub de Liverpool. En esta ciudad hay lugares mucho mejores y pubs mucho más recomendables pero este lugar no puede faltar en mi lista. Si has estado en alguno ya sabes lo que te vas a encontrar pero bueno, cuando sales de fiesta, es lo que buscas.

Flanagans Apple (18 Mathew Street): Irlandés que no te debes perder por muchos motivos. Buena comida, buena cerveza y un maravilloso ambiente todo el día gracias a su explendida situación en la calle más famosa de Liverpool. Un pub maravilloso que, a mi personalmente, me encantó y al que volveré si regreso a Liverpool.

the cavern club liverpool

The Cavern Club (10 Mathew Street): Lo pongo por que no hay más remedio ya que hablar de pubs de Liverpool y saltarse este mítico lugar sería un atropello. Pero tengo que decir que no me gusta el ambiente, no se vive la esencia de los pubs ingleses. Aquí se entra por que fue el lugar en el que comenzaron los Beatles y en el que han actuado muchas otras bandas a lo largo de la historia pero poco más. Realmente no destaca como pub, para ello ya han creado, justo enfrente, The Cavern Pub, mucho más recomendable pero con menos tradición. Aún así debe estar entre tus visitas.

10 pubs de Liverpool que por diferentes razones debes visitar si quieres dejarte llevar por una de las tradiciones inglesas más arraigadas como es salir a tomar una cerveza con los amigos. Diez lugares distintos que harán de tu visita a Liverpool una experiencia diferente a la que marcan las guías de viaje, excepto en el caso de The Cavern Club que aparecerá en todas ellas. Disfruta con estos lugares y sus ambientes y ya nos cuentas a la vuelta cual es tu preferido, esté o no, en esta lista de pubs de Liverpool.

1

Manchester, ecléctica y enigmática hasta atraparte

Amanece en Manchester. Nuestro viaje está a punto de acabar. Hoy regresamos a Valencia tras unos días recorriendo esta parte del norte de Inglaterra. Liverpool y Chester han sido nuestras anteriores paradas y hoy toca disfrutar de Manchester. La tarde anterior apenas tuvimos tiempo de ver la ciudad al estar de visita en Old Trafford de modo que, como nuestro vuelo con Ryanair no sale hasta la tarde, aprovechamos para realizar una aproximación a los lugares más destacados de Manchester.

Pero la gran pregunta es ¿que ver en Manchester?. La ciudad tiene fama de fea, de un lugar obsoleto al ritmo que marca su industria, un lugar sin alma en el que no vale la pena perder el tiempo. Y puede que aquellos que afirman eso tengan razón. Es cierto que Manchester es una ciudad muy ecléctica en la que los antiguos restos de la Revolución Industrial se mezclan con las nuevas construcciones surgidas gracias al creciente desarrollo de la segunda ciudad más importante de Inglaterra tras Londres. Así no es extraño pasear por sus calles y encontrarte antiguas casas de ladrillo con escaparates de tiendas ultramodernas en las que no sabes por donde tienes que entrar a comprar.

La noche anterior comprobamos que Manchester es un centro de diversión y desenfreno para los ingleses y eso se nota hoy. Cierto es que estamos en un día festivo y muchos han abandonado la ciudad pero pasear por el centro de Manchester a las 9 de la mañana y descubrir una ciudad fantasma es algo que nos sorprende. Así como en la tarde-noche del día anterior Piccadilly Gardens estaba repleta de gente hoy no hay nadie lo que nos ofrece la posibilidad de disfrutar de una visión de Manchester muy personal, sin injerencias de factores externos, y con una relajación especial a pesar del frío que hace y de ver como todos los establecimientos están cerrados.

catedral de Manchester

Nuestro hotel se encuentra enfrente de la Catedral de Manchester lo cual hace que nuestro primer destino sea este. No tiene la grandeza de las catedrales de Liverpool y está practicamente cerrado ya que están con los preparativos de la misa del lunes de Pascua lo que hace que esta primera visita no sea muy interesante. Comenzamos a caminar alrededor del Arndale Shopping Center solos por las calles llegando rápidamente al Museo del Fútbol uno de esos edificios modernos que contrastan enormemente con la sobriedad de los antiguos. Aquí hay un lugar bastante famoso de Manchester, The Printworks, una galeria comercial en la que los lugareños aprovechan para pasar las noches y disfrutar del cine, del Hard Rock Café y de algunos sitios más muy conocidos en los cuales poder disfrutar de parte de la vida nocturna de Manchester. Nosotros pasamos de largo, ya lo vimos la tarde anterior y no nos llamó la atención así que seguimos camino de Piccadilly Gardens.

chinatown manchester

Piccadilly Gardens es la plaza principal de Manchester. Alrededor de ella se concentra gran parte de la vida de esta ciudad. Grandes hoteles, locales para comer o tomar algo y multitud de vías del tranvía forman esta plaza ajardinada por la cual, a estas horas de la mañana, comienza a verse ya algo más de gente de la que hemos visto hasta ahora. Pasamos rapidamente por ella camino del Chinatown de Manchester, un pequeño barrio de tiendas y restaurantes en el que, como siempre en estos lugares, destaca el arco imperial que sirve de bienvenida. Se encuentra en Faulkner Street, lugar que nos pilla de camino al Ayuntamiento.

manchester city hall

Por desgracia la Manchester Central Library está de obras lo que impide disfrutar de uno de los edificios más carismaticos de esta ciudad. Por ello aprovechamos para acercarnos a Albert Square, grandiosa plaza en la que se encuentra el Manchester Town Hall, un impresionante edificio de estilo victoriano que impresiona por su belleza, dominando toda la plaza. En el centro de esta se encuentra The Albert Memorial, un monumento erigido en memoria del marido de la reina Victoria a finales del S. XIX, que da nombre a la plaza. Al mismo tiempo la plaza contiene una serie de esculturas como homenaje de grandes personalidades entre las que destaca la de Abraham Lincoln.

The Beetham Tower Manchester

Tras esta visita continuamos nuestro camino hacia la Beetham Tower, que con sus 168 metros de altura domina el paisaje de Manchester. Esta torre de cristal de varias tonalidades es el simbolo de Manchester desde su construcción en 2006 ya que es visible desde cualquier punto de la ciudad. Es enorme y espectacular y choca con la arquitecura de los edificios que la rodean. Una de las imágenes más curiosas que ofrece esta torre es cuando la ves sobre la Great Northern Warehouse, un antiguo almacen de mercaderías, de finales del S. XIX, en el que se depositaban estas antes de ser transportadas. Su peculiar construcción de ladrillos rojos contrasta enormemente con el cristal de la Beetham Tower mostrando uno de los más claros ejemplos de la mezcolanza entre pasado, presente y futuro de esta ciudad.

Ya queda poco para dejar Manchester pero no queremos irnos sin acercarnos a ver The Avenue, un lujoso lugar en el que encontrar las mejores tiendas de la ciudad. Modernas y espectaculares tiendas de ropa junto a un curioso restaurante australiano que hace las delicias de los que lo visitan. Por desgracia para nosotros está todo cerrado así que nos conformamos con dar una vueltecita por esta zona para acabar comiendo en el Pret a Manger que no será de lujo pero en el que se come como en ningún otro sitio.

the mitre hotel manchester

Y con esto acaba nuestra visita a Manchester. Ya solo queda regresar al hotel, coger las maletas y dirigirnos a Manchester Piccadilly a coger el tren, que nos llevará al aeropuerto, para volver a casa tras un maravilloso viaje por una zona de Inglaterra, que desconocía, pero que me ha impresionado bastante pese a los prejuicios que llevaba. No es una zona turística en la que disfrutar de grandes maravillas pero, tanto Manchester como Liverpool, ofrecen un atractivo lo suficientemente importante como para una escapadita por la zona. Además está Chester y, aquí, hay futuro…

7

Viaje a Marruecos, la tierra de los contrastes

Marruecos siempre ha destacado por ser uno de los destinos preferidos de muchísimos viajeros. Esta tierra, mágica por naturaleza, ofrece al visitante un abanico de posibilidades muy diverso, desde rutas por el desierto árido del Sahara atravesando oasis de palmeras hasta playas espectaculares con las mejores olas para practicar surf en el continente africano. Su gente, su ancestral cultura y sus tradiciones no te dejarán indiferente. ¿Preparados para realizar un viaje mágico al corazón de Marruecos?

¿Cómo un país tan cercano al nuestro puede ser tan desconocido? Por esta misma proximidad es muy fácil encontrar súper ofertas en vuelos a las principales ciudades marroquíes como Casablanca, Rabat, Marrakech, vuelo24.es ofrece vuelos baratos por royal air maroc a unos precios increíbles. ¡Sólo se trata de buscar, comparar y encontrar el mejor chollo!

No siempre es fácil decidir por dónde empezar un viaje, pero en Marruecos es muy fácil. Sin duda, por la impresionante ciudad de Marrakech. Desde nuestra fascinación por esta tierra africana, te recomendamos una ruta espectacular para conocer lo mejor de Marruecos.

Es verdad que Marrakech es uno de los principales puntos turísticos del país, pero no es de extrañar, tiene un encanto especial que la hace única. Imperdible recorrer sus laberínticas calles del casco  viejo, sus palacios y mezquitas, y como no, ir de compras por el suk o zoco de Marrakech, considerado el más grande del país, donde lo más importante es tener un don especial para regatear a los vendedores. Si tienes paciencia puedes conseguir artesanía en piel o joyas de plata a precios de risa.

Un momento mágico en Marrakech es tomarse un té verde al estilo marroquí, dulce y con un toque de menta natural en la plaza de Djemaa el Fna, considerado el lugar más famoso de la ciudad, así que ya sabes, visita obligada. Las vistas desde la plaza son alucinantes para disfrutar de un auténtico espectáculo de músicos, artistas, comerciantes, encantadores de serpientes y turistas por supuesto.

http://www.flickr.com/photos/adolfboluda/5255511800/

http://www.flickr.com/photos/adolfboluda/5255511800/

Desde la misma ciudad de Marrakech es muy fácil contratar tours para conocer más sobre Marruecos, recomendamos unas excursiones que te llevan hasta el desierto para conocer uno de los pueblos más auténticos, los bereber. La ruta cruza la cordillera del Alto Atlas hasta el Kasbah de Ait Ben Haddou, una antigua ciudad construida en adobe y declarada Patrimonio de la Humanidad, una de las pocas maravillas que quedan de la cultura bereber. La ruta continúa por el Alto Atlas, entre montañas, oasis, extensiones con miles de palmeras y más pueblos tradicionales hasta llegar a Merzouga, también conocido como las puertas del desierto, donde se pernocta en pleno desierto para disfrutar de los mejores anocheceres y amaneceres jamás vistos, en auténticas jaimas originarias de los beduinos, el pueblo que habita en el desierto.

http://www.flickr.com/photos/gomezoscar/5360251955/

http://www.flickr.com/photos/gomezoscar/5360251955/

Esta es sólo una de las mil rutas que ofrece este país, que sin duda, te marcará para siempre. Un país que constantemente ofrece contrastes, colores como el rojo de la tierra y el azul intenso plasmado en la arquitectura, océanos de arena como el desierto, bosques de palmeras, así como un intenso aroma fruto de su deliciosa gastronomía, y como no, su gente, amable por naturaleza y siempre dispuesta a ayudarte. ¡Vive Marruecos con los 5 sentidos!

3

Nos vamos de fiesta por los mejores pubs de Chester

Chester es un ciudad muy joven de espiritu gracias a la gran cantidad de gente que acude a ella de fiesta. Pese a su histórico pasado, que se remonta a época romana, en la actualidad es un lugar muy frecuentado por los jovenes ingleses que acuden buscando diversión, fiesta y desenfreno en los muchos y variados pubs de Chester. Nosotros tuvimos la suerte de encontrarnos un sábado por allí por lo que no dejamos pasar la oportunidad de mezclarnos con los noctambulos que esa noche decidieron vagar sin rumbo por los mejores pubs de Chester, un pub-crawl espectacular que te contamos a continuación.

Nuestro pub-crawl por los mejores pubs de Chester comienza en nuestro hostel, The Bunkroom, al que acudimos a descansar un poco tras un gran día visitando las murallas de Chester. Justo enfrente se encuentra nuestro primer destino, el Kash Bar en el cual entramos para ir calentando de cara a poder superar el frío que la noche traía tras de sí. El local tiene una ambientación un poco ecléctica ya que mezcla aires arabes con recuerdos de los Estados Unidos. Tiene un buen número de cervezas, tanto de barril como de botella, aunque probé una cask ale del terreno un poco caliente pero buena. Tras poner el cuerpo en marcha nos dirigimos hacia el centro previa parada en The Lock Keeper un pub en cuya terraza había gente disfrutando de unas cuantas pintas. Nosotros, por supuesto, nos quedamos dentro disfrutando de la decoración marinera de este pub sobrio y elegante situado junto al canal. Un precioso sitio que tenía pinta de no llevar mucho tiempo con ese estilo ya que estaba todo bastante nuevo.

the lock keeper chester pub

Desde aquí nos desplazamos paralelos al río hasta alcanzar un pub por el que habíamos pasado por la tarde y que nos pareció interesante. Era el Bull and Stirrup, un hotel con buena fama en Chester, que tenía en su parte inferior un pub bastante interesante con diferentes zonas, incluida una zona VIP con sofás que es en la que estuvimos. Un sitio curioso ya que recuerda a los grandes clubs de señores ingleses de la época de principios del siglo XX. Al otro lado del arco por el que cruzamos por la mañana encontramos una de las calles importantes de pubs en Chester, Northgate Street, en la cual hay varios y variados locales en los cuales puedes entrar. A media calle está el Red Lion, nuestro siguiente objetivo. Su nombre es el mismo que uno de los que considero mejores pubs de Londres y ese fué el motivo por el que entramos. No nos defraudó. Un lugar en el que disfrutar de una buena pinta, con un buen número de cervezas para elegir y muy bien ambientado.

red lion chester pub

Ya son cuatro pintas y decidimos bajar la cabeza y mirar al suelo haciendo caso omiso a los pubs de Northgate Street que nos llaman con sus coloridas fachadas y sus reminiscencias a un pasado glorioso lleno de cervezas autoctonas dispuestas a dejarse probar. Pero nuestro objetivo es acabar la noche así que debemos controlarnos un poco hasta que llegamos a Eastgate Street y giramos a la derecha en dirección al hipódromo a un lugar visto y apuntado, el Bar Lounge, situado al final de Watergate Street y que, curiosamente y a pesar de frío que hace por aquí, también dispone de una terraza con bastante gente. El sitio es espectacular, la decoración maravillosa y es un lugar en el que se debe comer de maravilla pero nosotros estamos de pub-crawl y ya se sabe eso de «Eating is Cheating» así que una cervecita rápida y volvemos por donde hemos venido a por otro de los locales que visitamos en esta noche recorriendo los mejores pubs de Chester. Así llegamos al Fiesta Havana un lugar que incluyo en esta lista, por qué entramos, pero que no debería estar ya que ni siquiera nos pedimos nada ya que estaba completamente abarrotado de quinceañeros ingleses y salimos escopetados de allí camino del The Victoria situado enfrente de la casa más conocida y fotografiada de Chester.

chester heritage pub crawl

The Victoria está situado en el altillo que recorre estas calles y es uno de los pubs más antiguos de Chester. Una gran barra domina el centro del local con apartados de madera preciosos a los lados en los cuales disfrutar de un poco más de intimidad si lo que quieres es comer. Un lugar muy bonito y uno de los históricos pubs de Chester que elabora su propia cerveza allí mismo desde 1269.  A continuación, siguiendo Bridge Street, nos acercamos hasta The Slug and Lettuce lugar más destinado a comer o cenar que a tomar una pinta pero el cual, tras ver gente en la barra y que estaba bastante animado, decidimos entrar a continuar con nuestro pub-crawl por Chester. Si lo que te gusta es el vino este es tu lugar. La gran selección de vinos de todo el mundo que tiene lo hace perfecto pero nosotros buscamos cerveza y de ellas también van servidos. Por cantidad, calidad y variedad de cervezas y vinos creo que este es uno de los mejores pubs de Chester y no debes dejar de visitarlo si te acercas a esta pequeña pero animada ciudad.

milton hotel & spa chester

Se va acabando la noche y no podemos seguir por Lower Bridge Street calle con buenos pubs y que nos han recomendado visitar pero llega la hora de comenzar a retirarse hacia el hostel así que nos damos la vuelta y volvemos a Eastgate Street para continuar por Fordsham Street y visitar nuestro último local en este pub-crawl por Chester, el Temple Bar, un lugar brutal en el que la fiesta y el desenfreno se hace presente. Copas por los aires, la gente desenfrenada y un montón de fiesta lo convierten en el mejor pub de Chester que hemos visitado. Sin lugar a dudas es el que más nos gustó y en el que más tiempo pasamos y, con él, pusimos punto y final a nuestro particular y especial pub-crawl por los pubs de Chester. Ya solo nos quedó llegar al hostel, subir como pudimos por las escaleras, entrar a la habitación sin hacer ruido y dormir como cosacos hasta el día siguiente en el que teniamos un bonito viaje en autobús hasta Manchester, nuestro próximo destino.

6

Chester, una ciudad rodeada por una muralla

Tras haber pasado dos días en Liverpool llega el momento de dejar la ciudad de los Beatles camino a otro de nuestros destinos, el pequeño y coqueto pueblo de Chester, un lugar rodeado por una muralla de origen medieval que mantiene imperenne el estilo y ambiente de épocas medievales en las que los caballos y las armaduras eran visibles por sus calles.

Tras desayunar y abandonar pronto el Hatters Hostel nos dirigimos a la estación de tren de Lime Street desde la que cogeremos el tren que, en poco menos de una hora, nos lleva hasta la estación de tren de Chester. Un viaje cómodo y sencillo hasta un pueblo que nos recibe con un frío impresionante y con un montón de policias en la salida de la estación de tren que nos asustan. Y es que salir de la estación y pasar por en medio de un grupo de unos 100 policias intimida aunque su presencia allí no tenga nada que ver con la tuya.

Hemos llegado pronto. Son casi las 10 de la mañana y hasta las 14 no podemos hacer el check-in en nuestro hostel. Por suerte el Bunkroom nos pilla de camino al centro así que decidimos pasar por él antes para ver si podemos dejar las maletas y así visitar Chester sin tener que cargar con ellas. Por suerte el encargado del hostel nos recibe y, amablemente nos dice no solo que podemos dejar las maletas sino que incluso podemos ocupar la habitación ya que las dos chicas francesas que hay en ella ya han salido. Así que, dejamos las maletas y comenzamos nuestra visita a Chester.

muralla de Chester

Lo que más llama la atención, y por lo que es mundialmente conocida esta pequeña ciudad de Chester, son sus murallas, que vienen de época romana, y que rodean toda la ciudad permitiendo, hoy en día, que se pueda dar un paseo por encima de ellas dsifrutando de maravillosas vistas de los alrededores. Por supuesto es un paseo casi obligatorio para cualquier turista que se acerque a Chester por lo que, sin mucha dilación comenzamos nuestra visita a la altura de la Catedral de Chester, lugar desde el que accedemos a la muralla y desde el que divisamos otro de los símbolos de la ciudad The Eastgate Clock pero eso lo dejamos para el final así que nos dirigimos en dirección opuesta.

El frío de Liverpool no es nada comparado con la que nos cae aquí. A medida que hemos ido acercándonos a Chester hemos visto más nieve lo que nos indicaba que el frío por esta zona debia ser mayor. El viento que llega de las colinas blanquecinas que se ven desde aquí hace que el día sea complicado a estas horas de la mañana pero comenzamos a recorrer la muralla viendo nieve en muchos lugares de la ciudad. El paseo es entretenido ya que, al tiempo que vas rodeando la ciudad, vas conociendo un poco más de la historia y de las batallas que han vivido los habitantes de esta ciudad. Un cañón por aquí, un torreón por allí, el rastro de una bomba por otro lado. Historias que puedes conocer gracias a los carteles informativos que han puesto alrededor de la muralla.

casas medievales Chester

Así entre vestigios de historias pasadas y disfrutando de un helador frío proveniente de las montañas que, ahora se ven perfectamente, llegamos hasta mitad de nuestro recorrido en el que nos encontrarmos con el Hipódromo de Chester en el que se está celebrando el Camperfest 2013 al que posteriormente acudiremos. Poco a poco nos acercamos a la orilla del río Dee, una zona de la muralla «ideal» para pasear cuando hace frío ya que la humedad del agua se mete entre tus huesos hasta el punto de recordarte a esos días de invierno duro en nuestra Valencia querida. Pero como estamos de vacaciones lo aguantamos como podemos y tiramos para adelante disfrutando de las vistas del Handbridge y de la parte menos turística de Chester hasta que un giro en la muralla nos lleva a ver los restos romanos que aún se conservan.

anfiteatro romano chester

La zona romana de Chester se resume en unas ruinas de lo que sería una casa de algún rico romano de la época, de la que tan solo quedan los restos de algunas columnas, y un anfiteatro recosntruido del que solo quedan algunaas piedras y el terreno que ocupaba. No es mucho pero hay que pensar que aquí, los romanos, no fueron ese poderoso pueblo que estuvo durante muchos años dominando estas islas por lo que, cualquier resto por pequeño que sea es muy apreciado y sirve para aparecer en las guías. No vayais a Chester por sus ruinas romanas pero no dejeis de venir por esto tampoco. Pensad que, en 2012, el anfiteatro fue elegida la atracción turística preferida en Chester, lo que indica que algo debe tener. Pasad por aquí con celeridad que ya queda poco para acabar con la muralla y, al fondo, se ve, de nuevo, The Eastgate Clock.

the eastgate clock chester

The Eastgate Clock será, probablemente, el monumento mas famoso de Chester. Desde cualquiera de sus lados la gente se para a observar este antiguo reloj que domina el centro de la ciudad y que da la bienvenida a todos aquellos que se deciden a entrar a Eastgate St, la calle principal y por la que todo el mundo pasa. La calle esta llena de comercios, pubs y restaurantes no solo a ras de suelo sino también en las galerias que recorrern toda la calle. Y es que aquí no es necesario andar por la calzada sino que puedes recorrer la Eastgate St. gracias a las galerias elevadas que discurren por sus laterales pudiendo entrar o salir de ellas en cualquier momento. Estas galerias superiores están hechas sobre las casas blancass y negras típicas de Chester desde sus inicios allá por el S.XIII. Estas galerías reciben el nombre de The Rows y son una de las atracciones de esta ciudad. Nosotros las utilizamos para cruzar la calle y dirigirnos al Hipódromo a disfrutar de la fiesta que tenían allí montada, una típica feria de alimentación inglesa en la que la caseta más visitada era una de unos españoles que hacían churros. Para flipar con los inglesitos.

chester rows

Tras comernos una hamburguesa de canguro y una de avestruz, que estaban buenisimas, en la feria y disfrutar de algunas de las delicias que se hacían por los alrededores continuamos nuestra visita con el plato fuerte de Chester que no es otro que su catedral. La Catedral de Chester se construye sobre una abadía a comienzos del siglo XI sufriendo continuas revisiones y modificaciones hasta alcanzar su aspecto actual a mediados del siglo XVI. Es una de las catedrales más importantes de Inglaterra y, ese poder, se muestra tanto en su preciosa forma exterior como en su potente y sobrio interior. Por desgracia estamos en Pascua y están de celebraciones lo que impide que podamos verla en todo su esplendor pero la catedral de Chester es un monumento que no te debes perder en tu visita a esta pequeña pero preciosa ciudad. Sus jardines interiores, sus estancias semiocultas y la preciosidad de sus vidrieras hacen que sea una de las mejores catedrales que se pueden ver en Inglaterra.

catedral de Chester

Con esta visita a la Catedral de Chester ponemos punto y final a la visita turística a esta pequeña ciudad que nos ha sorperndido gratamente por su belleza y sus reminiscencias de epoca medieval algo que siempre me llama la atención. Un lugar bonito del que descansamos por un rato ya que un viaje nuestro no se podía quedar solo aquí. Un rato al hostel a descansar y nos preparamos para disfrutar del ambiente nocturno de Chester. ¿Como será? Siguenos y compruébalo.

3

Cavern Quarter, Liverpool es mucho más que los Beatles

Tras recargar energías en el Pret a Manger y despejar nuestra mente del agobio alcanzado en los museos de Liverpool toca empreder camino a nuestro último destino en la ciudad. El día que comenzamos a primera hora de la mañana visitando las dos catedrales de Liverpool comienza a llegar a su fin. Se hace la tarde y aquí, entre los callejones del Cavern Quarter, el ambiente comienza a cambiar por completo. Los negocios locales comienzan a cerrar sus puertas mientras que la zona de pubs más famosa de Liverpool comienza a coger un color especial.

mathew street cavern quarter

El Cavern Quarter es una zona peatonal de no más de tres o cuatro calles. Mathew St. es la principal ya que en ella se encuentra el local más famoso de Liverpool, y puede que del mundo. Aquí, a un lado de la calle se encuentra The Cavern el local en el que debutaron cuatro chicos de estas tierras que decidieron llamarse The Beatles y que da nombre a esta zona que será, sin lugar a dudas, la más visitada de Liverpool. Me arriesgaría incluso a decir que, tras ver las reacciones de algunos al entrar a The Cavern, hay gente que viene a esta ciudad única y exclusivamente para ver el escenario sobre el que The Beatles comenzaron a crear su leyenda.

the cavern pub

Hoy en día hay que decir que hay dos The Cavern, bueno realmente son tres pero los más importantes son The Cavern Club, el mítico local en el que debutaron The Beatles, y The Cavern Pub, lugar en el que se buscan a los nuevos Beatles. Están uno enfrente de otro y tienen musica en directo prácticamente a cualquier hora. The Cavern Club es el más visitado ya que todos quieren ver donde comenzaron a tocar sus canciones The Beatles. Tras bajar sus empinadas escaleras llegas a un recinto que recuerda mucho a una bodega a cuya izquierda se encuentra el escenario en el que es habitual que haya alguien recordando las míticas canciones de los cuatro de Liverpool. Suele estar lleno de gente, es difícil encontrar sitio pero es un lugar de visita obligada en la ciudad. El recuerdo a The Beatles se encuentra en cada ladrillo, casi todos están escritos por los visitantes que han pasado por allí, y puedes ver un pequeño museo-tienda sobre el grupo de Liverpool.

the cavern club

Pero más allá de eso prefiero ir al otro lugar de la calle, a The Cavern Pub mucho más orientado a la diversión aunque sin renunciar a la historia. Allí puedes disfrutar de grupos que comienzan a forjarse una leyenda y a un grupo de clientes más orientados a la fiesta y el desenfreno que en el otro local. Aquí la gente viene a divertirse y claro, eso en Liverpool o en todo el Reino Unido, implica desfasar de una forma escándalosa. El lugar es sencillo pero suele estar hasta los topes cada noche. Despedidas, fiestas privadas, gente de fiesta, es un lugar donde puedes encontrarte a gente que no se tiene en pie a las 8 de la tarde al tiempo que disfrutas de un concierto muy animado de unos desconocidos que, quién sabe, tal vez en unos años sean un grupo puntero.

the cavern

Pero más allá de The Beatles hay vida en Liverpool y en Cavern Quarter. Pubs y restaurantes de todos los tipos y colores ocupan los dos lados de la calle mientras la gente se arremolina por sus alrededores buscando el lugar al que entrar. Es curioso entrar a un pub, el Flanagan’s Apple, y ver como los dos españolitos de turno somos los únicos que estamos cenando a las 20:30 mientras el resto bebe sin parar y se llevan a una mujer de unos 45 años a rastras a que le de el aire del alcohol que lleva en el cuerpo. Es algo a lo que nunca llego a acostumbrarme cuando vengo al Reino Unido.

flanagan's apple @ cavern quarter

Otra cosa a la que nunca llego a acostumbrarme es a la forma de vestir que los ingleses. Mientras nosotros vamos tapados hasta las orejas por el frío que hace, unos dos o tres grados bajo cero, aquí las niñas van con sus minifaldas y los tíos duros con sus camisas de manga corta. No se si son tontos o están locos pero ahora entiendo por que cuando entran a un bar no dejan de beber cerveza o cócteles raros. Al fin y al cabo de alguna forma deben entrar en calor así que, como siempre dicen que hay que integrarse en la cultura local, decidimos acabar el día bebiendo pintas por algunos de los pubs que hay en Cavern Quarter visitando unos cuantos y descubriendo que da igual en el que entres, en todos te lo vas a pasar bien y vas a poder disfrutar de lo mucho que nos quieren los ingleses. Y es que la costa mediterránea para ellos es un paraíso y los españoles somos esos seres graciosos que estamos tan locos como para vender la cerveza a 1 euro.

Así, tras recorrer algunos de los pubs de The Cavern Quarter, y probar algunas de las cervezas que por allí se venden, volvemos al Hatters Hostel a cerrar nuestro día por Liverpool, un día largo en el que hemos disfrutado de una ciudad cambiante y dinámica como es esta.