rss
English in Manchester
8

New York, primera toma de contacto con la gran manzana

Nuestro primer día en New York comienza temprano. La cocina está abierta desde las siete para desayunar y allí que vamos prontito para poder aprovechar todo el tiempo que tenemos. El desayuno en el New York Loft Hostel es abundante y te permite llenar el cuerpo de energías para encarar la visita a la ciudad de la mejor forma posible. Eso sí, este desayuno sirve para comprobar que no estamos en un hostel en el que vayamos a poder interactuar con los huéspedes ya que, de seis personas que hay en la cocina, ninguna responde cuando, al entrar, decimos buenos días. Un poquito más de educación nuca viene mal.

Tras desayunar salimos a la calle a continuar disfrutando de Brooklyn. Nuestro primer objetivo se centra en conocer la otra estación de metro que existe cerca del hostel ya que la de Flushing Ave no nos hace mucha gracia. A un par de minutos está Morgan Ave mucho más segura y tranquila y desde la cual es fácil acceder a Manhattan. brooklyn new yorkBueno fácil si llevas billete por que si vas sin billete como íbamos nosotros te toca recorrer una parte de Brooklyn no muy agradable para poder llegar hasta Flushing Ave a comprar el billete. No hay mucha distancia entre una estación y otra pero aprovechamos para dar una vuelta por el barrio hasta las Marcy Houses, uno de los lugares más peligrosos de Brooklyn pero, al mismo tiempo, uno de los lugares más auténticos. Para llegar hasta allí cruzamos Broadway, calle de Brooklyn muchas veces vista en películas en la cual el metro va literalmente por encima de tu cabeza. Es una de las calles más espectaculares de New York y visita obligada para cualquiera que esté por Brooklyn.

harlem new yorkTras esta pequeña visita a uno de los grupos de viviendas sociales más famosos de Brooklyn cogemos la linea M para llegar lo más cerca posible a Central Park. El tiempo no acompaña y, en cualquier momento, comenzará a llover así que, para hoy, nada mejor como coger el autobús turístico que es un medio excelente para tener una primera toma de contacto con New York. Y así ocurre. Tras salir de la estación de metro de Rockefeller Center comenzamos a ver como unas finas gotas comienzan a caer por lo que vamos rápido hasta Central Park ya que, creemos, allí será más fácil coger uno de los autobuses que nos muestren New York como así ocurre. 49$ por un billete para 48 horas y que te permite escoger entre cuatro rutas para ver New York tanto de día como de noche.

Pese a que está lloviendo ligeramente no nos amedrentamos y nos subimos al segundo piso del bus a disfrutar de nuestra primera ruta por New York. Estamos en Central Park y decidimos hacer la ruta que rodea el parque. Así nuestro autobús se dirige hacia Times Square por la 7Th para después subir por el lado oeste del parque justo por la zona en la que asesinaron a Lenon hasta llegar a Harlem. Visita por alguna de sus calles cercanas al Teatro Apollo y de nuevo al bus para bajar por el East Side. Choca enormemente el contraste entre las viviendas de Harlem y las del East Side, pero esto es New York y aquí, sin darte cuenta, pasas de la pobreza de muchos a la riqueza de unos pocos.

Tras parar enfrente de The Plaza bajamos por la quinta avenida camino de St Patricks y de la zona irlandesa de New York. Comienza a apretar un poco la lluvia lo que nos sirve de excusa perfecta para disfrutar de los pubs que abundan por la zona en los que tomar una buena pinta. Tras visitar alguno que otro, nos decidimos a entrar a comer al P.J. Moran’s Food & Spirits en el que saboreamos una excelente hamburguesa de las de verdad regada con una buena pinta de Guinnes. Uhmmm.

Al ver que ha parado de llover decidimos pasear un poco por el centro de New York, viendo las zonas tan conocidas de Times Square, las tiendas de lujo de la Quinta Avenida,  el Empire State Building, el Madison Square Garden y, como no, el Macy’s que se encuentra entre la 34th y Broadway en el exterior del cual hay una exposición de plantas que no entramos a ver por la cola que hay. El Macy’s es una barbaridad. Un centro comercial en plan bestia con ropa muy barata en la que compra casi todo el mundo. Es un espectáculo pero llega a agobiar el ver tantas cosas. Hay que estar preparado para soportar este derroche de consumismo sin ton ni son.

Tras continuar paseando por sus calles ya nos está agobiando un poco esta zona de New York. Las prisas de la gente, las compras compulsivas y la tontería de mucha de la gente que vemos empieza a ser dificil de llevar así que nos volvemos para el barrio. Desde Penn Station cogemos un metro que nos lleva hasta la 14th donde cambiamos a la L para dirigirnos, esta vez sí, hasta Morgan Av que se convertirá en nuestra puerta de entrada y salida de Brooklyn tras desechar la idea de tener que pasear por los alrededores de la estacion de metro de Flushing Av. de noche.

Tras una pequeña parada en el New York Loft Hostel nos vamos a cenar al Life Café, situado en Flushing Av. Una buena cena, unas buenas cervezas y al hostel a dormir que mañana será otro día.

Comentarios (8)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Angie dice:

    ¡Qué buenos recuerdos de Nueva York! Yo también estuve unos días alojada en Brooklyn, muy cerquita de esa estación, y por la noche alguna vez pasé un poco de miedo. También tengo que decir que estuve un mes recorriendo la ciudad y en ningún momento tuve ningún problema, pero el Harlem o el Bronx, por ejemplo, me dieron mejor sensación que Brooklyn algunas veces. Voy a leer un poco más, gracias por recordarme una experiencia tan bonita 🙂

    • Lo que más sorprende de Brooklyn es que te encuentras zonas en las que solo por mirar las casas te cobran y tras en las que, cuando cae la noche, lo mejor es no aparecer por las calles pero es un barrio precioso que cualquiera que vaya a New York debe visitar.

      Espero que te guste lo que lees. Gracias a ti por seguirnos.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: