rss
English in Manchester
3

Una mala experiencia en Baqueira Beret

Llega nuestro último día de esquí en Baqueira Beret. Las sensaciones no están siendo buenas. Mal pisado de pistas el primer día, regulares condiciones climáticas el segundo y, para terminar, un temporal de frío y viento que nos deja con la duda de si subir a pistas o no. Pero hemos venido a esquiar a Baqueira y, aunque el día no acompañe, tenemos que subir a ver si, con un poco de suerte, escampa y podemos disfrutar de una apacible jornada de esquí en estas pistas.

Amanece con una buena capa de nieve en la carretera y sobre los coches. Es el primer día que vemos a las quitanieves trabajar. Su labor es encomiable y la carretera está en perfectas condiciones. Desde la habitación, de nuevo, no se ve la estación de esquí lo que no hace que bajemos a desayunar con muchas esperanzas. La niebla oculta el paisaje y nos trae malas sensaciones. Pero es nuestra última oportunidad de esquiar en Baqueira y debemos, al menos, intentar ver si es posible.

parking salardu

Así que cogemos los trastos y nos dirigimos a la estacion de esquí. A medida que nos vamos acercando vemos que la cosa está complicada. Un fuerte viento sacude nuestro vehículo y, claro, si esto es aquí abajo ¿que debe estar ocurriendo arriba en las pistas? Aparcamos en Ruda, pasamos por el Porcenter Baqueira a recoger los esquís y las botas y subimos tambaleándonos en la cabina por las rachas de viento mientras vemos el efecto que este está teniendo sobre las copas de los arboles.

Arriba, en Baqueira 1800, no se ve nada. La niebla es brutal y se va abriendo y cerrando dejando ver, como mucho, unos 300 metros. Eso sí, cuando se cierra no ves más allá de 25-30 metros. A ello se une un viento helador que arratra toda la nieve polvo que ha caido esta noche. En las pistas una capa de unos 5 cm de nieve nueva se va moviendo en función del viento. Pero, aún así, subimos al telesilla camino de la zona alta a ver si podemos hacer algo. Gran error. -10º, vientos de más de 50 km/h y una niebla mucho más densa que en la parte de abajo hacen que nuestras esperanzas de que esto se arregle se desvanezcan. La gente que llega con el telesilla tira enseguida para abajo. Aquí no hace mucha gracia estar ya que, la sensación térmica, es de unos -30º aunque lo peor de todo es notar la nieve contra la cara. Los pequeños cristales de nieve que el viento lanza con fuerza sobre nosotros son muy molestos.

baqueira beret 1800

Así que, entre dudas sobre que pista coger para bajar hacia Beret o para irnos a casa, llega un profesor de la escuela con sus alumnos y les indica que hoy no suban más, que una vez abajo se vayan a casa lo cual nos indica que nuestro camino debe ser el suyo. Si estos nanos que bajan como motos se tienen que ir nosotros debemos hacer lo mismo que no nos arrepentiremos. Así que para abajo como podemos, parando cada dos por tres por que, sin darnos cuenta, vamos desviandonos de nuestra pista. De vez en cuando la niebla abre un poco y vemos nuestro objetivo allí abajo. Bajamos recto para alcanzarlo pero la niebla vuelve a cerrar y, sin saber muy  bien como, nos desviamos de nuestra ruta y acabamos en otra pista. Rectificamos nuestra dirección cuando vuelve a abrir y bajamos otra vez en dirección equivocada. Así, tras tener que repetir la acción de parar, esperar a que abriera la niebla y ver donde estaba nuestro objetivo para cambiar la dirección varias veces conseguimos alcanzar Baqueira 1800.

Como, de momento, las condiciones son muy malas decidimos almorzar a ver si esto mejora. Pero no tenemos suerte, hay más gente en el bar que en las pistas y es que, hoy, parece que no va a esquiar mucha gente. Así que, tras almorzar y ver que las cosas van a peor decidimos dar por terminada nuestra mala experiencia en Baqueira Beret. Bajamos a devolver el material, cogemos el coche y nos vamos al Hotel Era Cuma a cambiarnos para bajar a Vielha.

Salardu desde baqueira beret

Hoy no toca esquiar. Nuestra mala experiencia en Baqueira Beret acaba aquí. Ahora nos queda una tarde de turismo por la capital del Valle de Arán que aprovecharemos al máximo para conocer este precioso pueblo que es Vielha.

Comentarios (3)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Gaolga dice:

    uy que mala suerte 🙁 y aunque los paisajes nevados son muy bonitos la niebla no ayuda mucho a las fotos 🙁

    • Si, fue un poco de mala suerte. Yo ya conocía la zona por lo que los paisajes ya los conozco pero lo peor fueron las malas condiciones que nos encontramos. Frío, nieve, viento, niebla… No es muy recomendable andar por las montañas con esas condiciones así que, para abajo, y a disfrutar de Vielha.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: