rss
English in Manchester
2

Leaving Las Vegas

Al final no hizo mucho viento y pasé buena noche. Cuando me levanto y desayuno, me pongo en marcha hacia Las Vegas tranquilamente, el viaje son menos de tres horas entre paradas varias. No puedo entrar a la habitación del New York New York hasta las 14, por lo que aprovecho para dar un paseíto y ver un poco la Strip. De día la verdad es que no es nada del otro mundo; hoteles gigantescos, unos con estatua de la libertad, otros con leones gigantes, otros con canales venecianos, etc. Hay horteradas para todos los gustos.

A las 14 en punto estoy preparado para el check-in, para el que hay cola y todo, algo que no me sorprende viendo el tamaño del hotel. Cuando consigo la habitación, me conecto al skype, que en España ya casi es hora de irse a dormir, y después de charlar un rato con mi familia, me ducho y me voy a comer algo decente al Diablito’s Cantina, y es que le estoy cogiendo el gusto a los mejicanos, pidiendo una fajita me garantizo un cacho de carne con verduritas y arrocito blanco, que ya me cansa la típica comida americana. Después una siesta de las de pijama y orinal, que estoy reventado despues de tres días durmiendo en la tienda y me apetece dormir en una cama.

Cuando me levanto de la siesta son casi las siete, por lo que me arreglo un poco (vaqueros y polito) y me voy de nuevo a la Strip, a vivir Las Vegas. Hay mucho ambiente por la calle, y eso que es jueves por la noche, habrá que ver esto un sábado… Sin comerlo ni beberlo me planto casi en el Treasure Island en el cual montan un espectaculo con dos barcos, una galera inglesa y una española, con las que recrean la epoca en la que los piratas ingleses nos robaban el oro, la plata y todo aquello que nosotros les robabamos a los americanos. Pero llego tarde y hasta dentro de hora y media no repiten el espectáculo, por lo que me vuelvo por donde he venido y llego a la altura del The Mirage donde hay gente esperando para ver el espectáculo Volcano, un volcán que entra en erupción, y que tampoco es nada del otro mundo, pero bueno. Después sigo desandando el camino y pego la vuelta al The Mirage, donde está en marcha el espectáculo de las fuentes, que me gusta bastante más que el del volcán.

De ahí, mareo un rato por el casino del MGM, que es el hotel más grande de Las Vegas, y me voy al casino de hotel, el New York New York, y de ahí al Nine Fine Irishmen, el irlandés que hay dentro de las instalaciones del hotel. Cuando estoy acabando de cenar empieza a tocar un grupo de música típico irlandés, y entre eso y la camarera majeta que me está haciendo ojillos que me trae otra cerveza, me quedo un rato más, y se me sientan en mi mesa un matrimonio de irlandeses, la señora normal y el tío un estirao de la hostia. Pronto comienza el espéctaculo. Lor irlandeses comienzan a bailar y a  cantar la ritmo de la música tradicional de su país, algo digno de ver.

Total, que un poco/bastante entonao, me voy en busca de un poco de juerga, a un sitio que había visto antes en la Strip pero que no había entrado porque quería cenar. Me voy para allá y me pido una cerveza (10 usd, más propina 11 usd, lo más caro que he pagado una birra, de normal son 7 u 8 sin incluir propina) y hay un dj poniendo música, casi todas las canciones con el típico bailecillo de si izquierda, derecha y demás pollas en vinagre, así que decido irme de allí. Estos americanos no sabe divertirse.

Como la birra es cara, me voy de vuelta hacia el hotel, que hay un garito que abre hasta tarde. Se llama Coyote Ugly y la cola en la puerta cuando llego me da buena espina. En la cola, cinco americanas que tengo delante me piden que les haga una foto y cuando se la hago que si que acento más raro tienes, que de donde eres, nosotras de Iowa (no tengo ni idea de donde está y lo he tenido que buscar en un mapa). Total, que voy para adentro con ellas y me estoy un buen rato con ellas, hablando con dos de ellas sobre todo. El sitio cuanto menos curioso; todo gira alrededor de un escenario donde las camareras sin camiseta montan el espectáculo junto con un grupo de amigas a cual de todas más buena, y que hace que el local se llene. Yo, después de un par de cervezas y en vista de que no hay nada más que rascar, me despido y me voy a la habitación a descansar.

Comentarios (2)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Juanma dice:

    Me encantó la visita de todos los hoteles cuando fui; estupendas fotografías

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: