rss
0

Camino al Lake District. Camino al paraíso.

Llueve. Una vez más, el servicio meteorológico de la BBC acierta con sus previsiones, fáciles en este país, todo sea dicho. Aquí, en Inglaterra, basta con poner una nube y unas gotas de agua para acertar siempre. Pero, aun así, no hay por qué alarmarse. Tras varios meses por estas tierras uno ya se ha acostumbrado a este clima y unas gotas de lluvia no son impedimento para llevar a cabo una nueva aventura. Bueno eso y el haber pagado ya tanto el alquiler del coche como el hotel en el Lake District. Y es que, nuestro nuevo destino es este, el Lake District, un precioso lugar lleno de montañas, lagos y naturaleza en estado puro que forman una de las mejores y más bonitas zonas naturales de Inglaterra. Un espectáculo de colores, aromas y experiencias naturales que se deben asemejar mucho al paraíso.

Así que, tras recoger nuestro coche alquilado, comenzamos nuestro viaje entre Liverpool y Ambleside, precioso pueblo en Cumbria en el cual vamos a tener nuestro campo base durante los próximos tres días. A la incertidumbre por la climatología hay que unir el hecho de tener que conducir por la izquierda. Cierto es que, tras la experiencia de conducir una autocaravana por Escocia, hacerlo con un pequeño coche es mucho más cómodo y sencillo, pero ello no evita entrar en un estado de nervios y tensión extra durante los primeros momentos. Además, el GPS, ese gran enemigo de todos mis viajes, tiene la brillante idea de meternos por los pueblos del norte de Liverpool antes de, tras casi una hora de viaje, dejarnos salir a la M6 a la altura de Preston.

lake district rain

Han pasado cerca de dos horas desde que salimos de Liverpool. La lluvia a dejado de caer sobre nosotros y el viaje está siendo bastante ameno. El cambio de terreno que se percibe poco a poco hace que la esperanza por descubrir esos idílicos paisajes vistos en imágenes puedan con la sensación de impotencia que te regala la lluvia cuando vas a la montaña. Esto no es la campiña inglesa. Aquí no hay grandes extensiones de terreno sin prácticamente ninguna ondulación. Aquí, el terreno, se convierte en un continuo sube y baja de montículos, verdes esos sí, llenos de pequeños bosques que te recuerdan que estas acercándote al norte. Poco a poco los grandes recuerdos de nuestro mágico viaje a Escocia en autocaravana regresan a nuestras mentes gracias a la similitud de muchos de los paisajes por los que vamos circulando.

Y es así como, sin darnos casi cuenta, nos encontramos entrando en una carretera típica de montaña. Estrecha, sinuosa, con continuos cambios de rasante. Una carretera maravillosa que te lleva a uno de los lugares más bonitos que he visto en Inglaterra. Y es que, en lugar de ir hasta Kendal y, desde allí seguir por la carretera principal hasta Windermere, nuestro querido y amado GPS nos ha devuelto todas las esperanzas haciendo que vayamos por una carretera por una carretera secundaria hasta Newby Bridge de modo que subamos, en paralelo al lago, hasta nuestro destino, regalándonos media hora de conducción maravillosa mientras disfrutamos de unas imágenes de cuento.

ambleside mountains lake district

Y así es como, tras superar Windermere, llegamos a Ambleside a instalarnos en su Youth Hostel, un precioso y coqueto hostel situado en frente mismo del lago y que proporciona unas vistas preciosas tanto del propio lago como de las montañas que, un poquito más al norte, dominan las vistas de esta zona del Lake District. Montañas que hemos venido buscando y que serán nuestro objetivo en los próximos días, si el tiempo nos lo permite. De momento toca turismo gastronómico que, con la tontería del viaje, se nos ha hecho la hora de comer. Y, para ello, nada mejor que hacerlo acompañado de un par de galgos dentro de un restaurante. Y es que, si una cosa destaca de esta zona del Lake District, es que los perros son bienvenidos tanto en pubs como en restaurantes. Una cosa muy curiosa que hace que muchos dueños de perros se vengan por aquí a disfrutar de la libertad y del respeto que estos maravillosos animales se merecen.

youth hostel ambleside lake district

Comer, descansar, pasear, relajarse, en definitiva, disfrutar de la libertad y las buenas sensaciones que desprende este maravilloso paisaje. Un lugar idílico para dejar atrás la tensión, los nervios y las malas sensaciones que te proporciona la ciudad y volver a recordar que siempre hay sitios esperando a ser descubiertos. Si el paraíso existe de verdad el de los ingleses debe ser el Lake District.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: