rss
English in Manchester
1

Guía de las Fallas de Valencia: el ninot indultat

Miles y miles de ninots son quemados por el fuego purificador el día 19 de marzo, día de la Cremà, día en el que las ideas, el trabajo y la ilusión de un montón de gente por las Fallas llegan a su fin hasta el año siguiente. Pero el fuego que quema las Fallas de Valencia no puede con todos los ninots. Uno por cada falla se salva de este destino y permanece para siempre junto a la Fallera Mayor correspondiente. Es el ninot indultat.

Ninot indultat 1934Aunque extraoficialmente ya se habían indultado algunos ninots no fue hasta el año 1934 cuando se instauró como oficial esta tradición. El objetivo de todo ninot cuando es creado es servir de pasto de las llamas para eliminar todo aquello que critican. No hay que olvidar que las Fallas de Valencia son unas fiestas en las cuales la crítica por todo lo que ocurre en el mundo tiene cabida y que finaliza con la cremà simbolizando el dejar atrás y olvidar todos los problemas que se han representado.

Desde 1934 todos los años se organiza la Exposición del Ninot en la cual cada una de las comisiones falleras de Valencia, 385 en 2013, llevan un ninot para someterlo al veredicto de todos aquellos que deseen visitar esta exposición y votar por el ninot indultat de ese año. Aquel que más votos consigue se salva de la quema y pasa a formar parte del Museo Fallero de Valencia en el cual se pueden ver practicamente todos y cada uno de los elegidos por el público para salvarse de las llamas año tras año.

Ninot indultat infantil 1963El ninot indultat tiene mucha importancia en las Fallas de Valencia ya que se ha convertido en un regalo de recuerdo para todas las Falleras Mayores de las comisiones. Hoy en día todas las falleras que tienen el honor y el prestigio de representar a sus fallas durante todo el año deciden, justo antes de la Cremà de la Falla, con que ninot indultat se quedan de modo que, la tradición de salvar al mejor ninot fallero ha quedado un poco desvirtuada ya que son muchos los que se salvan de la quema ya sea por que de verdad se lo merecen por su extraordinaria creación o bien por qué las fallera no tiene más remedio que elegir a uno de ellos.

Muchos son los ninots indultats que han pasado a la historia de las Fallas de Valencia y que hoy en día pueden ser admirados en su Museo Fallero pero hay dos que destacan por encima del resto como son “Iaia y neta”, de Vicente Benedito, que fue el primero que indultó en 1934 o el de “Pinocho y Gepeto”, de José Fabra, que se convirtió en el primer ninot indultat infantil. Poder disfrutar de ellos, todos juntos en un mismo lugar, es un privilegio al que aconsejo acercarse a cualquier visitante de nuestra ciudad.

Solo son figuras de cartón-piedra pero representan mucho más de lo que la gente se imagina. Bajo su caparazón se esconden muchas horas de trabajo en los talleres, muchas horas de insomnio pensando e imaginando una forma, una estructura, una maravillosa conjugación de posiciones para poder crear una falla. Ellos guardarán para siempre las lagrimas de las falleras, la ilusión de su año de reinado, las alegrías y las penas por tener que destruir algo que tanto ha significado para ellas. El ninot indultat una de las tradiciones que más tiempo lleva arraigadas al mundo de las Fallas de Valencia.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: