rss
English in Manchester
3

Everglades National Park

Hoy me levanto pronto también, a eso de las 7:30, y después de desayunar algo me voy a recoger el coche. Me llevó un taxista haitiano, que me dijo que Haiti había sido colonia hispana y que había sido descubierta por Colón. No lo sabía pero nunca lo olvidaré.

En Hertz me dan un Nissan Sentra nuevecito (800 km) con cambio automático, que el dependiente cubano me explica, en español, el tema del cambio automático. Es muy fácil; tiene tres posiciones básicas: P (parking) para estacionar el coche, R (rear) marcha atrás y D (direct) para avanzar. Después está también la N (neutral) que es el punto muerto y otra, L (low), para rampas, al estilo de la reductora de un todo terreno. Salir de Miami es un poco caótico, autopistas de 4-5 carriles llenas de coches. Después, a las afueras de Miami, empiezan a aparecer los primeros “centros comerciales” a los lados de la carretera, que son supermercados, tiendas de ropa, gasolineras, restaurantes de comida rápida y demás.

A medida que me voy acercando al Parque Nacional de los Everglades el paisaje se va transformando y el asfalto y las construcciones comienzan a dejar de verse para empezar a divisar únicamente agua, una vegetación baja y algún que otro grupo de árboles, no muy grandes y muy separados, en la lejanía. Esta carretera es muy bonita y te lleva hasta el Shark Valley National Park en el que hay que pagar 10 USD (entrada válida para 10 días) por coche.

Una vez paso la entrada y dejo el coche en el parking, me dirijo a un mapa con el recorrido y, como falta más de media hora para el siguiente tram o cochecito, voy andando por la carretera que al lado tiene un canal y voy viendo algún que otro pajarraco y escuchando unos ruiditos que mosquean bastante, y, de repetente zas, un alligator (como los llaman allí, yo no sé muy bien la diferencia entre un alligator y un cocodrilo, creo que los primeros son más pequeños) que aparece de debajo del agua e intenta pillar algo. Después me quedo mirando y se ven las burbujitas, asoma un poco la cabeza y parte del lomo. Acojona bastante tenerlos como a 6-7 metros de ti, pero es que un poco más adelante hay uno gigante al lado mismo de la carretera tomando el sol. Pasas como a 2-3 metros de él, it’s crazy!!!. A mi me da miedo pero hay peña que se acerca a hacerse la fotito de rigor con él, que la verdad es que ni se movió. Un poquito más adelante había otro un poco más pequeño, pero lo bastante grande para arrancarte un brazo de un bocao…

Total, que me doy la vuelta y espero a que empiece el tour. El guía es un tío bastante mayor, que se ve que está muy preparado y que le encanta lo que hace, lo primero que nos dice es que el tour va a ser como nosotros queramos, que le preguntemos por todo aquello que tengamos curiosidad y el nos irá contestado, y que si nadie tiene preguntas, él nos irá contando. Es otra mentalidad que nada tiene que ver con la española. El recorrido está muy chulo. El tío, cuando veía un alligator o algun ave o pasábamos cerca de algún nido o cosas por el estilo, paraba el tren y nos contaba detalles muy interesantes acerca de la vida y costumbre de los caimanes y de algunas de las aves que habitan este precioso Parque Nacional de los Everglades.

Cuando acabó el recorrido me quedé con las ganas de acercarme a un nido de alligator que nos había enseñado el tío y que no estaba muy lejos del final, así que me fui a verlo.

De ahí, camino de ida al hostel/comuna hippie, que estaba a poco más de una hora de camino. Cuando llego, en la habitación, para 7 personas, no hay nadie, así que me cojo una de las camas de abajo (en Miami estuve arriba y no lo recomiendo). Me meto en la ducha y cuando salgo hay un tipo de Kentuky, de unos 55 años, que está junto a un grupo de amigos haciendo kayak por los Everglades. El tío bastante majete, me estuvo preguntando que de donde era, que qué hacía y esas cosas. Se nota la amabilidad de la gente de Estados Unidos hacia los visitantes, alg que ya me habían advertido y que puedo confirmar.

El resto de la tarde lo paso leyendo algo de información que he recogido sobre la zona y preparando un poco mi destino de mañana: Islamorada y los cayos. Sin darme cuenta se hace la hora de cenar así que, aprovechando que tenía algo de fiambre y pan que había comprado en un supermecado, me hago un par de sandwiches para cenar. Tras cenar volví a la habitación, y me encontré con otro tío de unos 50-55 años de Boston bastante colgao, yo creo que había sido y era medio hippie, que había estado pescando por los Everglades. Y es que, esta zona, da para muchas cosas y para muchos días.

Comentarios (3)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Marta dice:

    Pequeña puntualización:
    Comentas lo siguiente, ‎”nos contaba detalles muy interesantes acerca de la vida y costumbre de los caimanes”
    Aunque cocodrilos, caimanes y a alligators pertenecen al orden Crocodilia, no son lo mismo:
    Caiman y Alligator ,son dos familias diferentes. De Alligator hay dos especies, la China y la de Florida, Caiman hay 3 especies, y están todas, en sudamérica.
    Los cocodirlos son de la familia Crocodylidae, y contiene 14 especies, de forma incorrecta se les llama cocodrilo también a Alligators y Caimanes, perteneciendo estos a familias diferentes.
    La principal diferencia es el tamaño y forma del hocico, que en alligatores es más ancho y corto que en cocodrilos. Los caimanes, son los miembros del orden Crocodilia de menor tamaño.

  2. Menos mal que tenemos una prima que sabe de bichos y nos ilustra. Para mi siguen siendo todos iguales (dan un miedo cuadno los tienes tan cerca) pero es bueno saber que son distintos.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: