rss
English in Manchester
10

El uso de los bastones en el Camino de Santiago

¿Un bastón, dos bastones, o ninguno? Cuando comiences a hacer la mochila para ir al Camino de Santiago te surgirán las dudas acerca de esta pieza que nunca sabrás si coger o no. Hay gente que es reacia al uso de bastones cuando andan y otros que son unos firmes defensores de sus beneficios. Lo que queda demostrado es que suponen un apoyo importante durante las largas caminatas por caminos anchos, cómodos y sin complicaciones mientras que se convierten en un estorbo en rutas en las cuales los caminos son estrechos o están en un muy mal estado.

En el Camino de Santiago se está viendo un progresivo aumento en el uso de los bastones justificados por el beneficio que suponen para rodillas y tobillos al no tener que soportar tanto el peso de la mochila. Queda claro que tres o cuatro puntos de apoyo son mejor que dos y que, en la gran mayoría de los caminos por los que transcurre este recorrido, no te va a molestar llevarlos y usarlos, cosa esta más complicada para los que no están acostumbrados a andar con ellos. Y es que puedes ver autenticas barbaridades con los bastones. Puedes encontrar gente que clava los bastones como si estuviera buscando petroleo, peregrinos que los llevan mal regulados en su altura y llegan a los albergues con dolores en uno de los hombros o gente que no acompasa correctamente el bastoneo con los pasos que da con lo que dejan de ser efectivos muchos de los beneficios que aportan estos al senderismo.

Más allá de su buen o mal uso hay que reconocer su efectividad por lo que son totalmente recomendables, ya sean en su versión de tres tramos o en su versión de dos tramos. Si que es interesante que evites el uso de los bastones de un solo tramo, si te decides por las zonas de Navarra o Galicia, ya que las continuas subidas y bajadas que allí existen aconsejan modificar la altura de los bastones. Debes recordar que no deben tener la misma altura cuando vas subiendo que cuando vas bajando ya que, de hacerlo así durante mucho tiempo, verás como se cargan tus hombros y te provocan unos dolores muy molestos que, unidos a los que de por si te puede provocar la mochila, pueden llevarte hasta el punto de hacer insufrible el resto de tu aventura.

A pesar de todo siempre hay gente que es completamente reacia al uso de estos bastones. Y está en su derecho a no usarlos. Puedes ser uno de ellos y sentirte incómodo llevando bastones al Camino de Santiago. No te preocupes, si vas por Navarra, y llegas a Azqueta, siempre puedes tener suerte y encontrarte con Pablito, lugareño que lleva muchos años regalando varas a los peregrinos que por allí pasan.

¿Y tú, que prefieres, llevar uno o dos bastones modernos, una vara de avellano de Pablito o no llevar nada? La comodidad la decide cada uno a su gusto.

Comentarios (10)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. peregrino dice:

    Muy buen artículo, enhorabuena. La verdad que cada vez se ve más gente con bastones al camino. Yo desde hace unos años por un problema de rodilla los descubri y ya no me separo de ellos. El beneficio a las rodillas esta mas que demostrado por lo que son una gran ayuda a la hora de soportar el peso de la mochila.

    No conocia a Pablito, ni sabia su historia, la proxima vez que pase le hare una visita ya que una de las cosas que mas me gustan del camino es hablar con los lugareños y este hombre debe tener historias para dar y tomar.

  2. Muy interesante! Cuando realizamos el Camino de Santiago, no los utilizamos… En realidad, somos un poco reacios, a pesar de conocer sus ventajas (otra, además de la del reparto del peso, podría ser la de ejercitar los brazos al mismo tiempo que las piernas…Llevarlas colgando durante demasiado tiempo las entumece y a veces las mochilas no tienen los “anclajes” ideales para llevarlas en alto); quizá es sólo una cuestión de falta de práctica. ¿No os parece que el aumento del uso de los dos bastones puede venir dado, al menos en parte, por la moda del “Nordic Walking”?

    • ¿Nordic Walking? ¿Me dejas ser más malo? Yo lo achaco a modas, de hecho creo que la gran mayoría no sabrá ni lo que es el Nordic Walking, y al hecho de ser baratos en el Decathlon.

      Soy un fiel defensor del uso de los bastones al andar. Solo veo ventajas frente a pocos inconvenientes y, salvo contadas ocasiones en las que estes subiendo grandes pendientes (vease la subida la balcon de Pineta por ejemplo), son una ayuda excelente.

      Pero repito que los bastones no solo hay que llevarlos sino que hay que saber usarlos. Un mal uso de ellos derivan en dolores incómodos. Clavarlos como si fueras buscando petroleo, llevarlos con la punta hacia arriba o a los lados sin pensar que viene más gente, o llevarlos arrastrando…hay que ir con más cuidado.

      Gracias por tu apreciación. Interesante.

  3. Angel dice:

    Yo sí que los uso desde mi operación de rodilla y van genial. Repartes más el peso de tu espalda y sirven para que no te se hinchen las manos. Llevar algo agarrado es fundamental para no tener esa sensacion molesta de adormecimiento de las manos al andar mucho tiempo.

    Se los recomiendo a todo el mundo y si son dos mejor que uno.

    • Cierto lo de las manos. Hay veces que andar con un mochila pesada hace que la sangre no te circule bien por los brazos y se te hinchen las manos. El llevar bastones previene esto al hacer que las lleves en movimiento.

      Gracias por tu aporte.

  4. FreeCat dice:

    Yo pienso que el bastón es muy util en el Camino. Sobre todo para ayudarte en las subidas y evitar torceduras de tobillo y alguna caída en las bajadas. También para evitar que algún perro ladrador y quizás mordedor se te acerque demasiado a las piernas.
    Yo compré un bordón de madera en Puente la Reina en el año 2005 y me acompaña siempre cada vez que salgo al Camino. En altura me llega hasta los ojos y a pesar de ser más pesado que un bastón de aluminio, prefiero agarrar madera a la altura que me pide en cada situación a tener que empuñar algo sintético en la misma altura. El puntero metálico se gasta con el tiempo y es difícil de encontrar para cambiarlo, por lo que opté por sustituirlo por el extremo de goma que utilizan las muletas y que se puede comprar en cualquier ferretería.
    Un saludo y Buen Camino.

  5. Me encantó este artículo y creo que me habría servido mucho leerlo antes de haber hecho el Camino. En lo personal empecé con un bastón y me ayudó mucho, pero en las ultimas etapas decidí usar dos bastones y me fue de maravilla. Realmente el uso de bastones en el Camino marca la diferencia y lo recomendaría a quienes quieran hacerlo próximamente.
    ¡Saludos!

  6. Juan I dice:

    Gente, sería bueno ya que todos hablan de “saber usar los bastones” que INDIQUEN la forma correcta de usarlo y todo el entorno que conlleva su utilización. Buen camino.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: