rss
English in Manchester
2

Dolomitas: Alta Badia

Amanece un nuevo día en este paraiso para el esquí que es el Dolomiti Superski. El tiempo continua no siendo muy bueno, sigue nublado y con una niebla alta pero que apenas molesta, aunque si que ha mejorado bastante. Hace horas que no nieva aunque las carreteras más altas, las que cruzan el Passo Gardena y el Passo Sella continúan con necesidad de cadenas. Ante esta tesitura decidimos llegar hasta Corvara esquiando para conocer toda la zona de Alta Badía, un espectaculo de pistas y nieve virgen que parece sacado de los mejores sueños de un esquiador. Esto es esquiar en los Dolomitas.

Así que pronto partimos hacia Selva Gardena para poder dejar el coche en el parking del Ciampinoi desde donde volvemos a coger el telecabina que nos lleva hasta arriba. La vista ha cambiado respecto al día anterior. Hoy ha subido la niebla y vemos perfectamente el valle que nos llevará hasta Corvara y, posteriormente , a la zona de Alta Badía, nuestro objetivo del día de hoy.

Para comenzar y calentar piernas nada mejor que un buen paseo descendiendo unos 800 metros a través de largas y anchas pistas que nos llevan por todo el valle dsifrutando de unas vistas maravillosas del Grupo Sella, del Val Mezdi, uno de los fuerapistas más brutales que se pueden hacer en esta zona, o de pequeño pueblo de Colfosco hasta que alcanzamos el mítico y conocidísimo pueblo de Corvara. Al otro lado de la carretera nuestro objetivo pero nos han recomendado hacer otra cosa y es subir a Boé y descender por la pista roja que va hacia el Passo Campolongo para, desde allí, comenzar nuestro “Giro” por Alta Badía.

Así que cogemos el telecabina que salva los casi 500 metros de diferencia de altura que hay entre Corvara y Boé y nos lanzamos por un preciosa, espectacular y maravillosa pista que nos acerca al Passo Campolongo. Desde aquí sale el telesilla que va hacia Arabba, el que queda a la derecha, pero nosotros nos vamos hacia Cherz, justo enfrente del final de la pista a confirmar que las impresiones que nos ha dado la montaña mientras bajabamos son correctas. Y vaya que si se confirman. Montañas nevadas, casas enterradas bajo un montón de nieve y unas pistas maravillosas que queremos probar de inmediato así que bajada hasta La Vizza para subir hasta Pralongia, lugar en el que hacemos unas cuantas bajadas tanto hacia un lado como hacia el otro de la montaña.

Las pistas en Alta Badia son muy sencillitas, nada que ver con las que existen en Val Gardena y bastante parecidas a las de Alpe di Siusi. Pero lo que de verdad las diferencia de estas es la gran sensación de soledad que se vive en esta zona. La inmensa montaña está casi vacía. No hay que hacer colas y la nieve está espectacular lo que permite subir y bajar varias veces sin prisas y disfrutando del paisaje. Tras estar un rato por esta zona decidimos movernos a conocer otra de las pistas en las que se celebra la Copa del Mundo. Es la Gran Risa, una pista negra que salva un desnivel de unos 650 metros en 1 kilometro y medio.

Se encuentra en la localidad de La Villa y allí nos dirigimos. Para ello cogemos una larga y bonita pista que nos lleva desde Pralongia hasta San Cassiano pasando junto a un refugio en el que paramos a tomar un buen vaso de “vin brulé” tan típico de esta zona. Tras el vinito continua el descenso hasta San Cassiano desde done un telecabina nos lleva hasta Piz Sorega para visitar la zona con las pistas “más complicadas” de Alta Badia. Una bajada por una pista roja, un telesilla que nos sube a Piz La Villa y ya estamos en la puerta de salida de la Gran Risa como si fueramos un Bode Miller cualquiera.

Tras ver la primera rampa y notar, aún, los efectos del “vin brulé” decidimos que la risa les de a otros que nosotros nos bajamos por la pista rojita que sale al lado, Alting creo recordar que era su nombre, que tiene mejor pinta y nos va a llevar al mismo sitio. No se como será la Gran Risa pero, esta pista roja que va al lado, os puedo asegurar que da para reirse un rato. Es una pista muy juguetona, divertida y que exige más de lo que en principio parece. Una vez en La Villa paramos a comer, que ya es hora, y aprovechamos para dar una vueltecita por el pueblo. No queremos que se nos eche el tiempo encima así que comemos rapidito y cogemos el telecabina que nos vuelve a llevar al Piz La Illa.

Una vez arriba un paseo por las pistas sencillas de la zona de La Brancia, Col Alto y Arlara para acabar bajando hasta Corvara desde donde la excelente bajada por pistas anchas, bonitas y divertidas se convierte en una tortuosa subida a través de cuatro telesillas y dos telecabinas sin hacer más de un kilometro de pista de esquí para llegar a la parte de arriba del Passo Gárdena y volver a disfrutar, para finalizar una nueva jornada de esqui en los Dolomitas con el descenso de la pista de Dantercepies que nos lleva hasta el coche y pone fin a nuestro día de esquí. Un maravilloso y espectacular día de esquí en los Dolomitas.

Ahora toca llegar al hotel, dejar la ropa de esquí y coger el bañador para ir al Mar Dolomit, balneario situado en Ortisei en el que relajarse después de una dura jornada de esquí en los Dolomitas. Una cenita en el Restaurante Cascade y a dormir que aún queda un día para disfrutar de unas pistas y unos paisajes maravillosos como son los que hay aquí en los Dolomitas.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: