rss
English in Manchester
2

Dolomitas: Alpe di Siusi

Hoy es el primer día en el que vamos a probar esa nieve y esas pistas tan famosas de los Dolomitas. Amanece y sigue nevando. No ha parado en toda la noche así que, mientras desayunamos, decidimos no mover el coche, que tiene una capita de unos 5 cm de nieve encima al igual que las calles de Ortisei. Ante el riesgo de encontrarnos las carreteras nevadas o de que aumente esta y se cierren puertos (tanto el Passo Sella como el Passo Gárdena están cerrados a estas horas) decidimos iniciar nuestra toma de contacto con una de las zonas menos exploradas por los esquiadores que van al Dolomiti Superski.

El Alpe di Siusi es una de las zonas más familiares de todo el dominio esquiable que hay en los Dolomitas. Las pistas no son muy complicadas y es una zona con relativa poca pendiente pero más que suficiente para nosotros. Además el telecabina de acceso a las pistas sale a excasos 200 metros de nuestro hotel así que allá que nos vamos. Comenzamos a ascender en el telecabina hacia las pistas y nos encontramos con que nos estamos metiendo en una zona de niebla que apenas deja ver más allá de 50 metros. Habrá que ver si arriba está mejor la cosa. Pero no es así. Nos bajamos del telecabina y no se ve ni una sola pista. ¿Donde están? Si aquí deberían haber 60 kilometros de pistas.

Pero allí están, escondidas entre la niebla y bajo una maravillosa y genial capa de unos 25 a 30 cm de nieve recien caida que harán de la jornada un día inolvidable de esquí sobre powder, algo a lo que solo nos habiamos acercado, y digo acercado por que en aquella ocasión no eran más de 5 cm, una vez en Arcalís, mi estación fetiche, a finales de enero. Así que no tenemos más remedio que “sufrir” viendo desaparecer nuestros esquis bajo un manto blanco mientras seguimos a la gente por unas pistas sin pisar marcadas únicamente por los palos de los laterales. Esquiar sobre nieve polvo es el sueño de cualquier amante del esqui pero acabas extenuado de tanto esfuerzo.

Mapa en mano fuimos intentando recorrer toda la estación. Pese a encontrarnos con mucha gente nos sorprendió que no hay que hacer ni una sola cola en los telesillas o arrastres. Nuestro objetivo era recorrer todo lo que pudieramos de la estación así que fuimos combinando las pistas rojas y azules que hay por esta zona hasta llegar a una zona recreativa a la que llega el telecabina que proviene desde el pueblo de Siusi. Esta era la zona donde más gente encontramos. Era la zona en la que las familias venian a enseñar a sus hijos a esquiar y no veas como esquiaban los nanos. Desde allí vuelta hasta la zona inicial combinando pistas y sin necesidad de repetir ninguna. Esto es una de las cosas que más sorprende de la zona. Puedes hacer los 60 kilometros que tiene la estación sin tener que repetir pistas, algo impensable en las estaciones de España. Otra cosa que me llamó mucho la atención es encotrarme con telesillas con capota y es que aquí cuando pega el frío y la nieve no veas como se agradece llevar una capota que te impida recibir la nieve en el cuerpo.

Lo que más destaca de esta zona es su enorme belleza. Es una planicie rodeada por montañas de mas de 2500 metros por un lado y por el Sassolungo y el Sassopiatto, de 3181 y 2956 metros, por el otro. La zona es bellísima con unos refugios en medio de la nieve espectaculares que hacen que recorrer esta zona se haga mucho más llevadero y unos hoteles hacia los que no se ven carreteras que lleguen pero que estan ocupados. Destaca también que hay un autobús que une Saltria con el Monte Pana, en Santa Cristina, y que recorre esta zona llevando y trayendo esquiadores sean cuales sean las condiciones meterológicas que existan.

En definitiva, hay que reconocer que, el Alpe di Siusi, es una zona maravillosa para iniciarse y acostumbrarse a lo que vamos a encontrar en estas montañas y que es una visita obligada a pesar que, la dificultad de sus pistas, no sea excesiva. Es una zona preciosa, aunque la impresión que me llevé es que en verano debe impresionar mucho más que en invierno y eso que, cargadita de nieve, al menos lo que pudimos ver cuando la niebla nos daba una tregua, es una zona impresionante a la que volveré en cuanto tenga la oportunidad de volver a escaparme. Un gran día de esquí para comenzar a descubrir la belleza de esta zona de los Dolomitas.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: