rss
English in Manchester
5

De Miami a San Francisco

Día por los aires y nunca mejor dicho. Mi siguiente destino es San Francisco y para ello debo volver a Miami par ir al aeropuerto y coger un vuelo que me traslade desde la costa este a la oeste. Para asegurarme y no tener que ir con prisas decido que lo mejor será irse pronto hacia Miami no sea que me pase algo con el coche, que tenga algún problema con el vuelo o al facturar la maleta o que me surja cualquier imprevisto. Por suerte no me pasa nada pero, por desgracia, me planto en el Miami  International Airport seis horas antes de que salga mi vuelo. Así que allí me encuentro, en un aeropuerto y con seis maravillosas horas por delante sin saber que hacer. Por suerte me encuentro con una peruana que había ido a Orlando con sus dos hijos pequeños, un niño de unos 12 años y una niña de unos 7, con la que estuve charlando un rato. Un buen rato en el que acabé acompañándola a sacar el billete, para ella y sus hijos, ya que la tía no sabía nada de inglés. Así que, por lo menos, la buena obra del día ya estaba hecha.

El vuelo ha sido bastante aburrido; me ha tocado en medio de una peruana que vivía al norte de San Francisco y que estaba bastante colgada. Daba toda la impresión de ir puesta y de ser una machucha borrachuza festereta, que no hacía nada más que contarme las fiestas que se había pegado y se seguía pegando. En fin, que me dió el vuelo. Al final se hicieron casi a las 9  cuando llegó el vuelo al San Francisco International Airport y, entre que cogí el bart para llegar a San Francisco y el trayecto de media hora hasta mi hostel, se me hizo hora de dormir. Me sorprendió la amabilidad de la gente. Sin que yo preguntara nada se ofrecían a prestarme ayuda con el tren que tenía que coger, con la forma más fácil y barata de llegar hasta mi hostel, algo sorprendente ya que, en España, se hubieran acercado para robarme la cartera o la maleta.

Cuando llegué al San Francisco Downton Hostel había un tío de Singapore que estaba en unas conferencias sobre seguridad informática. Me sorprendió que un tío de 44 años y padre de dos hijos estuviera alojado en un hostel y no en un hotel bueno de San Francisco pagado por la empresa pero me estoy dando cuenta que esto es habitual en Estados Unidos. Algo totalmente impensable en España donde aún hay mucha gente a la que le cuesta entender que alguien se siente en nuestra mesa a comer sin conocerlo. Total, que entre el mareo del día y el cansancio típico de no hacer nada en todo el día, lo único que quedó fue rato para un poquito de chatting y a dormir.

Comentarios (5)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Migue dice:

    Bueno bueno chaval!! Parece q el viaje esta cogiendo una buena forma!!! Ya tenia ganas de q aterrizaras en esa costa oeste de las q tantas cosas espectaculares me han contado!!! Dicen q es la parte mas increible de USA, sin olvidarnos de NY!! Sergi aprovecha cada segundo esta aventura, disfruta y no te olvides de seguir compartiendo tu dia a dia con nosotros!! Se te echa de menos tio, un abrazo!!!

    • Ese Miguelón. La verdad que esto es espectacular, es una pasada. La diferencia entre Miami y San Francisco o Los Ángeles es una barbaridad. Tu primo tenía que haberse venido al oeste y así le haríamos visita todos los años. Seguiremos informando.

  2. Marta dice:

    Sergio, yo creo q la peruana quería tema eh!! No te imaginas la envida que me das!! Hablas de mi?? Te podría haber dado algunos curriculums y los tirabas por ahí!!!

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: