rss
1

Castillo de Conwy, uno de los mejores castillos de Gales

Castillos, fortalezas, murallas defensivas. Reminiscencias de un pasado glorioso en el que Gales fue una nación guerrera, punto primerizo de defensa de la Inglaterra medieval. Guerras y luchas labradas a fuego, bajo el sonido de las espadas y el retumbar de los golpes en los yelmos que ha servido de legado a un país destinado a formar parte de la historia. Y, es que, si uno piensa en Gales piensa en castillos, en guerreros a caballo, en luchas fratricidas por defender la corona, en campos de batalla bañados en sangre, sudor y lágrimas derramadas, por aguerridos guerreros, en su lucha por la vida. Y, estas epopeyas del pasado, son las que hicieron que fuéramos a visitar uno de los castillos de Gales mejor conservados.

Situado al norte del país, junto a la costa por la que los barcos enemigos llegaban hasta sus tierras en busca de los tesoros allí defendidos, Conwy es una de las visitas imprescindibles en estas tierras gracias a su castillo. El rey Eduardo I fue el encargado de ordenar su construcción a mediados del S.XIII quedando, hoy en día, como una de las ruinas mejor conservadas de todos y cada uno de los castillos de Gales, haciéndolo una atracción turística por la que, cada año, pasan además de infinidad de visitantes, todos y cada uno de los trenes que circulan por su interior. Y es que, resulta curioso, ver como penetran en su interior estos “guerreros de hierro” con la facilidad que nunca tuvieron todos aquellos valientes revestidos de corazas de metal, al igual que los trenes actuales, que trataron de violentar la paz y la tranquilidad de sus habitantes.

castillo de Conwy

Nosotros llegamos hasta castillo de Conwy tras un largo y duro viaje de más de hora y media en coche desde Liverpool. Sí, ya lo se, no deberíamos haber tardado ni una hora pero cuando el GPS te la quiere jugar no hay nada que hacer. Por suerte conocía la zona, de mi visita mientras vivía en Chester, ya que el GPS se volvió loco ante tantas obras y carreteras cortadas y no estaba indicándonos la ruta correcta. Nunca me han gustado los GPS de los coches. Demasiado cabezones ellos. Les cortas una carretera y ellos siguen empeñados en que dirijas por donde ellos quieren. Por suerte, al final, conseguimos alcanzar nuestro destino y pudimos disfrutar con la magnifica vista que otorga a sus visitantes la desembocadura del río Conwy, repleta de barcos con la visión de Llandudno al fondo, otra de las ciudades que se deben visitar en esta zona.

El Castillo de Conwy fue una de las fortalezas más importantes de la Edad Media en Gales. Hoy en día, pese a las excelentes labores de conservación que se llevan en él, ha perdido mucho con respecto a las épocas gloriosas que vivió en el pasado y que lo convirtieron en uno de los castillos de Gales más importantes. Sin techos, con paredes rotas por el paso del tiempo y con numerosos y visibles restos de las batallas en él acaecidas, recibe a los viajeros que se acercan a imaginar el pasado glorioso que entre sus muros se vivió. Historias, leyendas, amores y traiciones jalonan la historia de este majestuoso castillo de Gales en el que destacan sus torres, muchas de las cuales se han convertido, en nuestros días, en la razón por la cual las gentes de estas tierras se acercan hasta él. Sus ocho grandes torreones, junto a las vistas que ofrece cada una de ellas de los parajes que rodean al medieval pueblo de Conwy, se convierten en un atractivo lo suficientemente interesante como para escaparse a disfrutar de las piedras que aún quedan en pie.

interior castillo de Conwy

El interior, en cambio, deja bastante que desear. La ausencia de techumbre hace que las estancias interiores muestren un deterioro considerable lo que obliga al visitante a tener que imaginar como sería la vida en los castillos de Gales en la época en la que estuvo “en activo”. Gracias a los carteles, escritos todos ellos en Inglés y en Galés, uno puede imaginarse como serían esas estancias en la época de esplendor que vivió esta zona del norte de Gales. Una época de la que aún se guardan multitud de recuerdos en el pueblo que creció bajo la protección del castillo y que se desarrolló en el interior de unas murallas perfectamente conservadas hoy en día y que se convierten en un aliciente más para disfrutar de la visita a Conwy.

Sin lugar a dudas una de las visitas imprescindibles para aquellos que se quieren acercar a esta zona del norte de Gales. Un lugar mágico en el que se respira ese ambiente guerrero que tantos y tantos años tuvieron que soportar los valientes ciudadanos de Conwy que decidieron posicionar su morada bajo el influjo y el poder de uno de los castillos de Gales más importantes jamás construidos.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: