rss
English in Manchester
7

Brooklyn, Where New York City Begins!

Cuando llegas a Brooklyn te das cuenta que esto no es un barrio cualquiera de una ciudad cualquiera. Es un barrio de Nueva York, cierto, pero Brooklyn sería la cuarta ciudad más poblada de Estados Unidos con cerca de 2’5 millones de habitantes lo que da una mezcla de razas y culturas que hace, de este barrio, un lugar especial.

En función del lugar en el que te encuentres verás más o menos seguridad. El Brooklyn de hoy en día poco tiene que ver con el Brooklyn de los años 80-90, la criminalidad ha bajado mucho y la seguridad de sus calles es ahora mucho mejor que en la época pero, aún así, tiene ese encanto que le otorgan sus canchas de baloncesto en los parques, sus edificios sociales creados para la comunidad negra más pobre o sus pequeños guetos en los cuales es mejor no adentrarse.

Nuestra llegada a Brooklyn no es que fuera la mejor. De noche, lloviendo y bajando del metro justo en los límites entre Bedford Stuyvesant, barrio mayoritario de la comunidad afroamericana y lugar en el que se encuentra el famoso grupo de viviendas Marcy Houses, Williamsburg, uno de los barrios más pobres e industriales de Brooklyn que últimamente está siendo “okupado” por artistas, y Bushwick, un barrio lleno de latinos la mayoría de los cuales viven por debajo del umbral de pobreza. Pero en Brooklyn no solo hay pobreza sino que también existen barrios en los cuales es mejor no preguntar el precio de los áticos que allí se ven.

Al acercarse al Brooklyn Bridge, y pasear por las calles aledañas, uno se da cuenta que esta zona no tiene nada que ver con Bedford Stuyvesant. Aquí no existen grandes bloques de apartamentos llenos de pobres, aquí hay maravillosos áticos y lofts que valen un dineral en DUMBO o las casas de los ricos y famosos que abundan por Brooklyn Heights. Es el contraste que tiene este barrio que, al mismo tiempo, le da un ambiente maravilloso y enigmático que hace que quieras conocer todas las zonas. Paseando por sus calles puedes encontrar a mucha gente conocida del cine, televisión o del deporte que han escogido este lujoso barrio alejado del bullicio de Manhattan para vivir.

Una buena forma para poder conocer este barrio es hacer el tour en bus que recorre alguna de sus principales calles. El recorrido, que básicamente discurre por el Brooklyn Heights, muestra el contraste que marca la vida en esta parte de New York y cuenta la historia lucha por la supervivencia de las gentes que viven en sus calles. Es una buena forma de acercarse a Brooklyn, tanto al de los sueños como al de la realidad, sin necesidad de sentir el peligro de no ser del color o de la etnia adecuada o de estar en el lugar equivocado en el momento inoportuno. Se evita pasar por zonas problemáticas o peligrosas pero es una buena toma de contacto con el día a día de Brooklyn.

Pero sin duda, Brooklyn está cambiando. Ahora es el barrio de los artistas, de los bohemios, de pintores, escultores, gente de teatro, es el lugar de aquellos que no pueden pagarse un piso en Manhattan y la parte más cercana al East River se ha convertido en uno de los mejores sitios a los que acudir a disfrutar de un estilo de vida completamente diferente al que existe en el resto de New York. Aquí, junto al Williamsburg Bridge, se puede disfrutar de paseos junto a la orilla con unas vistas maravillosas del skyline de Nueva York, de algunas de las mejores salas de arte de los jovenes creadores que han llegado buscando su oportunidad, o de alguno de los garitos más modernos y con más fiesta de la ciudad.

Pero Brooklyn es mucho más que grandes bloques de apartamentos, grandes guetos o grandes casas de millonarios, Brooklyn es un barrio que te atrapa por la calidez de su gente dispuesta a ayudarte en todo momento y dispuesta a ayudarse para cambiar la situación en la que se encuentran. Uno de los casos más llamativos es el de Jay-Z, el rey del Hip-hop, nacido y criado en las Marcy Houses, que ha llegado a ser toda una leyenda para la gente de Brooklyn gracias a sus intentos por evitar que la juventud del barrio tuviera que dedicarse al trapicheo como hizo él. Y para ello nada mejor que darles la máxima diversión posible, así que ha decidido que los Nets, equipo de la NBA del que es uno de los dueños, se traslade al barrio de modo que los New Jersey Nets ahora se conviertan en los Brooklyn Nets proporcionando diversión a sus vecinos y, por qué no, intentando inculcar a la juventud que el deporte es mejor que el trapicheo, que las peleas o que las drogas. Intentando que sus vecinos olviden los años negros del barrio y tengan un futuro en el que pensar.

Esto es Brooklyn, uno de los cinco “boroughs” de New York, un lugar en el que disfrutar como en ningún otro del ambiente y de la cultura de los Estados Unidos, un lugar que no se debe dejar de ver en cualquier viaje que se haga a Nueva York. Un lugar en el que la calidez y amabilidad de su gente hará sentirte muy cómodo y, por qué no, muy seguro. Eso sí, ándate con ojo que Brooklyn esconde muchos peligros y no tiene que tocarte a tí.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: