rss
English in Manchester
5

Albert Dock: muelles, museos e historia en Liverpool

Tras la breve visita a las catedrales de Liverpool y a Chinatown llega el momento de desplazarnos hasta otra de las zonas importantes de esta ciudad. Junto al Mersey se encuentra uno de los puertos más importantes de Inglaterra, un lugar con una historia larga y llena de penurías y sufrimientos que hoy quedan reflejados en los museos que puedes ver en el Albert Dock, un conjunto de edificios en los que se mezcla la tradición portutaria de Liverpool con la modernidad de las últimas construcciones llevadas a cabo en esta zona.albert dock

El Albert Dock es la zona en la que, durante unos 400 años, llegaban los esclavos hasta Inglaterra. Fue el principal puerto de Inglaterra durante muchos años y hoy sigue manteniendo esa fortaleza como punto de entrada y salida de mercancías a pesar de haber perdido la hegemonía en favor del puerto de Londres. Está compuesto por una serie de edificios que fueron toda una novedad en cuanto a su construcción ya que fueron los primeros edificios de un puerto construidos enteramente con hierro fundido, ladrillos y piedras. Tras su cierre, a principios de los setenta, se le estuvo buscando un uso lúdico que llegó a producirse a finales de los 80 en los que se convirtió en lo que hoy conocemos.

Lo primero que hacemos en estos muelles es rodearlos. Un agradable paseo junto al río, con un frío helador y la humedad incrustándose en nuestros huesos, que nos hacen sentirnos como en casa al recordar al frío de Valencia, sirven para darnos cuenta que lo mejor será meternos en alguno de los museos que allí se encuentras. Así, tras pasar de largo por el Museo de los Beatles nos acercamos al otro extremo para visitar el Museo Marítimo del Merseyside y el Museo Internacional de la Esclavitud que un poquito de cultura, y más si es en un recinto cerrado y a cubierto de las inclemencias metereológicas de Liverpool no nos vendrá nada mal.
grilletes esclavos

Nuestra primera visita es el Museo Internacional de la Esclavitud un lugar marcado por el homenaje, el recuerdo y el pasado de un puerto y una ciudad que fueron muy importantes en el tráfico de esclavos durante casi 400 años situandose como el punto de entrada de la gran mayoría de esclavos africanos y americanos que llegaban a Gran Bretaña procedentes de las colonias. El museo está muy bien organizado por épocas lo que hace que la visita sea entretenida. Mucha historia, muchos datos y mucho que aprendeer del tráfico de esclavos y de las condiciones de vida de estos en las plantaciones que poseían los señores ingleses. Es un lugar muy curioso que hay que visitar siguiendo las señales que te marcan el camino por toda esta parte de la historia que los ingleses no esconden y que sirve de homenaje a todos aquellos que fueron humillados y maltratados durante una época muy turbia del pasado de este país. Si es suficiente o no para redimir sus maldades lo debe decidir cada uno. Yo lo que puedo hacer es recomendar su visita. Vale la pena.

A continuación, y sin salir del edificio, entramos en el Museo Maritimo del Merseyside, un lugar que rebosa orgullo y tradición inglesa por todo tipo de barcos y por una industria muy importante por estas latitudes. Desde antiguos restos originales del Titanic hasta maquetas, bombas o motores reales de algunnos de los más famosos barcos que salieron de estos astilleros se pueden ver en este museo. Por supuesto la presencia del Titanic apabulla, es normal, al fin y al cabo la empresa que los construyó y muchos de sus ocupantes eran de Liverpool, y monopoliza la gran mayoría de la atención de la gente que acude al museo. Es un lugar complicado de visitar pero muy bonito en el que las maquetas de los barcos son lo más destacable. Un lugar para pasar una mañana tranquilamente si quieres disfrutarlo al máximo sin sentirte abrumado por tanta información como estabamos nosotros. Hay que tomarselo con calma pero vale la pena acudir a verlo aunque solo sea para “embarcarte” en el Titanic o escuchar a la orquesta tocar mientras el barco se hunde tras cochar con el iceberg.
Titanic

Para rematar nuestro día de museos por Liverpool, y acabar hastiados de tanta información, salimos del Museo Maritimo y nos dirigimos al Museo de Liverpool un moderno edificio situado cerca de la terminal de pasajero no sin antes pasar “corriendo” por el interior de una casa típica de los marineros de Liverpool. No cometas el mismo error que nosotros y no entres, no vale la pena, cruza el puente y acércate al Museo de Livepool a ver la historia de esta ciudad en un museo moderno al que debes ir preparado para todo. A mi, personalmente, me decepcionó y mucho este museo. No se si por el cansancio mental que arrastraba o por qué sería pero no me gustó nada. Demasiadas cosas mezcladas que no hicieron más que acabar por agobiarme así que, aprovechando que era hora de comer, salimos prontito del museo para dirigirnos a nuestro último destino del día en Liverpool, el Cavern Quarter, el lugar de la fiesta y la diversión en la ciudad.
panoramica de Liverpool

Eso sí, antes había que pasar por un Pret a Manger, sitio que se debe visitar unas cuantas veces cada vez que se viene a Inglaterra, y el elegido fue el de Derby Square en el que una agradable malagueña nos recibió con una maravillosa sonrisa.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: