rss
English in Manchester
2

Acuario de Monterey, el mejor acuario del mundo

Ya es de día y toca moverse. La noche ha sido más tranquila de lo que yo pensaba. El aire que parecía que iba a molestar se calmó muy pronto por lo que he dormido bastante. Un buen desayuno, recojo la tienda y pongo rumbo a un nuevo destino. He decidido regresar a Monterey a la espera de ver como evoluciona la meteorología y no alejarme mucho de Yosemite para ver si, en una ventana de buen tiempo, puedo ver el parque que es una cosa que no me gustaría perderme. El trayecto es de una hora y media así que no es muy largo y en Monterey me espera uno de los acuarios más grandes del mundo.

Tranquilamente y sin muchas prisas alcanzo mi objetivo. Ya estoy otra vez en Monterey y me voy directo al acuario. El acuario de Monterey es uno de los centros de investigación marina más importantes del mundo lo que hace de la visita una experiencia muy instructiva y educativa para los niños que son los principales visitantes del centro. En su momento no entré a verlo, el francés que conocí en San Francisco me ofreció una entrada, pero lo que un día te puede parecer que no merece la pena perder tiempo en verlo otro día puede ser tu salvación. Así que para allá que voy. Y, la verdad, después de haberlo visto aún me pregunto por que no acepte la invitación…

El acuario de Monterey es sencillamente espectacular. Focas, leones marinos, pulpos, tortugas, pingüinos, toda clase de peces y, lo más impresionate, la zona de los tiburones. Verlos tan cerca nadando y llegar a imaginar encontrarse con uno en mi aventura de snoorkel en La Jolla asusta. Y es que, a pesar de su enorme tamaño, cuando los ves en el agua y observas la facilidad y rapidez de movimientos que tiene el tiburón te quedas pensando que sería de ti si tuvieras que hacer frente a un bicho de estos.

Tras disfrutar de un buen rato en el acuario de Monterey me doy un paseo por la zona del muelle observando la bahía que es una de las mejores zonas de buceo que existen en los Estados Unidos. La bahía de Monterrey está protegida debido a la gran cantidad de animales marinos que en ella habitan. Es una preciosidad ir andando por la costa y poder ver a las focas subidas a las rocas tomando el sol o nandando entre ellas. El muelle está lleno de comercios y refleja la gran tradición pesquera de esta zona. Así restaurantes, tiendas y fabricas recuerdan que, Monterey y la pesca, están íntinamente ligados.

Así, tras pasar un día completamente marino, me dirijo al hostel a dejar los trastos y me voy a dar una vueltecita por la ciudad a ver si encuentro algún sitio para cenar y acostarme que, pese a que esta ha sido la mejor noche que he pasado, se agradece encontrar unas temperaturas mas agradables que las soportadas en los últimos días. Al final me decanto por el Bubba Gump Shrimp Co., un local 100% comercial (es el que monta Forrest Gump junto a su amigo Bubba en la película) pero muy recomendable por la buena forma de tratar al pescado, que había visto en mi paseo por la bahía de Monterey. La gran calidad, y la gran tradición pesquera de la zona, ayudan mucho a que disfrute de un excelente cena.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*

A %d blogueros les gusta esto: